Tras un robo de celular ubican a posibles autores e importante cantidad de estupefacientes en Puerto Deseado

Compartir

En un reciente golpe contra la delincuencia, las autoridades de la División Comisaría Puerto Deseado llevaron a cabo un operativo que resultó en la desarticulación de una banda. El incidente comenzó hoy, alrededor de las 10:40 horas, cuando un comerciante denunció el robo en su lavadero de ropa “Mary”, ubicado en Almirante Zar al Nro. 1100.

Según el informe policial, los delincuentes habrían forzado la puerta trasera del establecimiento y sustrajeron un celular Samsung modelo A22, junto con una pistola de aire comprimido de características no especificadas.

Lo que distingue este caso es el ingenioso uso de la tecnología por parte del denunciante. Utilizando otra aplicación móvil, “Trackviewer”, que logró localizar el celular robado y visualizar secuencias en vivo desde su cámara. Esto condujo a la identificación de los causantes, entre ellos dos hombres y una mujer, quienes se encontraban en un domicilio en la calle Almirante Brown al 700.

Con esta información crucial en mano, se solicitó y ejecutó un allanamiento a cargo del 2do Jefe de Comisaría y el Oficial de Servicio, con el apoyo de personal de la División de Investigaciones Local y División Criminalística. Aunque uno de los causantes (hombre) no fue encontrado en el lugar durante el operativo, se continúa con la búsqueda activa por parte de la Patrulla Urbana, Motorizada y Guardia de la Unidad Policial.

El resultado del allanamiento fue positivo, ya que se logró secuestrar el teléfono celular, identificar a los sospechosos y se encontró una importante cantidad de estupefacientes (cannabis sativa) en el domicilio registrado, escondido en un termotanque. Aunque la cantidad exacta de drogas incautadas aún no ha sido especificada debido a la continuación de las investigaciones por parte del personal de DDI, este golpe representa un duro golpe contra el crimen organizado en la región.

Este episodio resalta la importancia de la colaboración entre la comunidad y la policía, así como el papel crucial que desempeña la tecnología en la lucha contra la delincuencia.

También