Pablo Grasso se reunió con Hugo Jerez y Breatriz Constantino y mostró su preocupación por la situación de la obra social santacruceña

Compartir

El intendente de Río Gallegos, Pablo Grasso, expresó su preocupación por la situación que atraviesa la Caja de Servicios Sociales en la reunión que mantuvo con los dos vocales electos por los activos y los pasivos, Hugo Jerez y Beatriz Constantino, respectivamente.

En el encuentro que se desarrolló en la obra social santacruceña, el intendente comunicó su disconformidad con las decisiones de Sergio Pérez Soruco, el titular de la CSS, como la de recortar a la mitad la lista de medicamentos para los afiliados y afiliadas.

Esa medida de Pérez Soruco, lamentó el intendente, impacta directamente en los jubilados, activos y adherentes: muchos de ellos necesitan si o si la medicación por cuestiones de salud y hay quienes, inclusive, no pueden afrontar los gastos que obliga este ajuste.

El jefe comunal de la capital de Santa Cruz aseguró que los afiliados y afiliadas no deben ser los perjudicados en esta situación económica.

Los vocales, por su parte, valoraron el dialogo con Pablo Grasso y acordaron seguir trabajando en conjunto por los trabajadores y las trabajadoras.

También