Vidal: “Hoy la historia nos toca la puerta y nos pide patriotismo”

Compartir

En esta jornada, el gobernador de Santa Cruz Claudio Vidal encabezó el acto central y el mega desfile por el 214° Aniversario de la Revolución de Mayo, en la costanera de Río Gallegos. Se trata de un acontecimiento que año tras año congrega a la comunidad del país a celebrar la patria. Destacó la importancia de fecha, expuso detalles del contexto provincial, e instó al pueblo a una reconstrucción de la provincia.

Acompañado por el vicegobernador Fabián Leguizamón, integrantes del Gabinete Provincial, y la comunidad, el mandatario participó del extenso programa de actividades que para esta ocasión fue  organizado por el Ejecutivo Provincial, el Municipio de Río Gallegos, las Fuerzas y distintas instituciones.

con la recepción de autoridades, el tradicional izamiento y una importante ceremonia ecuménica, se dio inicio a las propuestas organizadas para conmemorar el 25 de Mayo. Posteriormente, se llevó adelante el acto central en la Plaza de la República, el cual tuvo un matiz especial dado por las bandas militares como así también el coro 150 voces, el tradicional el Pericón y marchas militares.

En ese marco, el gobernador Claudio Vidal se dirigió a los presentes, destacando en primera instancia la emoción que “sentimos como argentinos y santacruceños cada 25 de Mayo porque es una fecha que nos hace pensar y sentir lo mejor de nosotros y de nuestra historia”. “Es una fecha que nos trae la pregunta ¿Quién es y que es la patria? Este discurso podría empezar con la conocida frase: En un día como hoy hace 214 años, pero la patria no necesita solamente de una historia o un mito para contarse. La patria la sabemos y hacemos todos los días”, agregó. A la vez, remarcó “la patria la sentimos, la llevamos dentro y no le pertenece a nadie pero es de todos”.

“El mes de mayo para los argentinos es el recuerdo de la primera y la más clara manifestación de la voluntad común por conquistar nuestra autodeterminación, por constituir una sociedad basada en la soberanía popular. A partir del mes de mayo de 1810, nos fuimos haciendo pueblo y hermanos. Sin ese mes de mayo de hace 214 años, sería imposible entender que desde entonces vivimos y sufrimos como propias las alegrías y tristezas de todos los demás, y forjamos una nacionalidad única que nos distingue en todo el mundo”, reflexionó.

Continuando con su alocución, Vidal expresó que “en mayo de 1810, lo que hoy sería la República Argentina era uno de los lugares más pobres de los habitados en el planeta. Sin embargo, de esa nada eso surgió un sueño que parecía imposible y ese sueño después de décadas de lucha y dolor se hizo realidad porque se creó un país libre y soberano”. Asimismo, recordó que la generación de mayo tuvo el coraje, la pasión y la inteligencia de pensar un país donde no había nada.

“Nunca más luego de ese 25 de mayo, la Argentina fue colonia de ningún país extranjero. Cuanto tiempo pasó y a la vez cuantos desafíos seguimos atravesando como país y santacruceños. Estamos en un punto de inflexión, en una etapa de recambio. Estamos frente a un pueblo que pronunció sobre la dirigencia política de su país y de nuestra provincia”, expuso. En ese sentido, añadió que es “un pueblo que se cansó y dejó un mensaje, que la dirigencia política ya no va a ser juzgada más por su relato de la realidad o sus propios discursos porque venimos de la experiencia triste de discursos maravillosos y gobiernos desastrosos”. “Nuestro pueblo dijo que los dirigentes vamos a ser juzgados por nuestras conductas, acciones, gestión y fundamentalmente por el resultado de nuestras políticas”, remarcó.

En otra parte del discurso, el Gobernador manifestó que “este 25 de mayo nos encuentra con un país, una provincia tratando de reconstruir las partes de un rompecabezas con piezas perdidas, con partes difíciles de unir por culpa de la desesperanza, la humillación de tantos compatriotas”. “Lo digo sin pudor, pero con dolor, venimos de dirigencias que han humillado porque sometieron a padres de familia a la humillación más grave que se puede someter a un hombre a trabajar los treinta días del mes y que no les alcance para ganar lo necesario para llevar el pan a la mesa de su familia. Mientras al país y a una provincia se le vino hablando de décadas ganadas, de solidaridad, recuperación de derechos y bienestar aquí en Santa Cruz también veíamos la otra cara de ese poder, un poder que amontonó privilegios, que acumuló beneficios y también impunidad”, expuso.

Asimismo, el mandatario provincial indicó: “Como dejé claro desde el día que asumí esta responsabilidad, yo no estoy por encima de la justicia. Creo en la justicia, en una justicia que sea una institución profesional, ecuánime y potente, cuanto más fuerte sea la institución más responsable tienen que ser todos sus miembros. Desde el día primero dejé en claro que soy un empleado público con 340 mil santacruceños a quienes debo servir”.  

Por otra parte, Vidal se refirió al contexto de la provincia y nacional, señalando: “Soy un servidor público con una tarea extraordinaria, la de administrar los recursos de los santacruceños que con tanto esfuerzo pagan sus impuestos. Saben que me tocó esta responsabilidad en uno de los contextos más severos de la historia de nuestra provincia o que se supo, manifiesto en la angustia de muchísimos hogares inmersos en incertidumbre. Una situación que no solo se explica en términos de un ciclo de desaciertos del país sino principalmente en que Santa Cruz los últimos años se lo gobernó muy mal. Por eso del mismo modo que esta situación tiene resultados dolorosos, también tiene responsables concretos que deberán rendirle cuentas a la ciudadana”.  

“Aquí se gastó irresponsablemente al mismo tiempo que se generó un estado casi paralizado con un gran deterioro en la prestación de servicios básicos y como resultado incapaz de estimular el desarrollo productivo y humanos de los santacruceños. El estado de terapia intensiva que estamos tratando de sacar a flote, pero hoy quiero dejarles una certeza nuestras heridas y frustraciones hicieron que aprendiéramos la lección y pudiéramos dejar atrás la historia reciente de tentación por las soluciones mágicas. Nunca debimos olvidar que la principal riqueza es el hombre y su propio trabajo, pese a quien le pese”, enfatizó.

Vidal precisó además que el principal patrimonio es la fortaleza que surge de ese aprendizaje, la decisión de no repetir el pasado y consolidar esta nueva etapa de respeto por el trabajo, la Ley, por nuestra Constitución.

“Estamos en una nueva etapa que marca el fin de la impunidad. Es una etapa de recuperación de la honestidad en el manejo de lo que es de todos, de reconocernos en la unidad y la comunidad de todos los santacruceños, más allá de las diferencias de estar unidos en la construcción de un destino común, de una convivencia civilizada y un futuro mejor”, subrayó.

Además, Vidal se dirigió especialmente al pueblo de Santa Cruz, resaltando que “si realmente queremos comprender el presente o comprendernos a nosotros mismos debemos comenzar por el pasado”. “La historia no es simplemente la historia del pasado, es una explicación de todo lo que sucede en el presente. Cada generación siente que toda experiencia es nueva. El dolor, la alegría, los deseos   de libertad o el sufrimiento en días como hoy valen la pena para mirar atrás para recuperar lo que es nuestro, lo que no cambia. Los impulsos, las pasiones y los deseos más profundos de hombre y mujeres de mayo de 1810, todavía están ahí, todavía lo llevamos dentro porque hoy todos somos patria”, amplió.

Antes de concluir Claudio Vidal destacó que hoy a 214 años de la Revolución de Mayo, se rinde homenaje a esos hombres y mujeres que lucharon por la libertad que hoy tenemos. “El homenaje que hoy les hacemos es luchar por un nuevo sueño como aquel que tuvieron que hacer en un país donde no había absolutamente nada. En mayo de 1810 fue la primera vez en nuestra historia que un grupo de personas asumió el desafío de autogobernarse, de pensarse como sujetos soberanos en condiciones de hacerse cargo de su propio destino”, aseguró.

“Hoy la historia nos toca la puerta y nos pide patriotismo, nos pide mantener encendida la llama del deseo, de cumplir ese sueño de reconstruirnos de las cenizas. Nos pide que hombres y mujeres desde sus ámbitos hagamos bien nuestro trabajo, poniendo los intereses colectivos, como pueblo por encima de todo. Algo que nunca debemos olvidar que seguimos siendo tan hermanos como siempre. Basta de injusticias, basta de corrupción y viva la patria”, finalizó.

Fuente: Secretaría de Medios y Comunicación Pública/ LU 14 Radio Provincia/ LU 85 Canal 9

También