Alemania y su gesto de protesta por la prohibición del brazalete arcoíris One Love

185

Fue en protesta por la decisión de la FIFA de prohibir su uso a los capitanes de varias selecciones por considerar que se trata de un ditintivo político.

La Selección alemana posó ante los fotógrafos tapándose la boca en la previa del partido ante Japón, en el inicio del grupo E del Mundial, en protesta por la prohibición de la FIFA al uso de la cinta de capitán con el lema One Love contra la discriminación LGTBIQ+ en Qatar.

El capitán y arquero alemán, Manuel Neuer, quien en varias ocasiones salió a jugar con la cinta con los colores del arcoíris, fue notificado por la FIFA que no podía usar el distintivo a favor de la comunidad LGTBIQ+ e inclusive antes del encuentro los árbitros le revisaron con cuidado el brazalete.

De todos modos, el arquero salió a jugar con esos colores en sus botines y fue uno de los promotores de la foto del equipo con las manos sobre la boca, en clara señal de la falta de libertad de expresión.

El seleccionado de Alemania recurrió al TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo) por la decisión de la FIFA de prohibir el uso del brazalete arcoíris One Love en Qatar.

En ese contexto, Stefan Simon, portavoz de la Federación alemana de fútbol, reveló en declaraciones al diario Bill que ya han puesto en marcha acciones legales contra la FIFA tras su rechazo a que el capitán germano, Manuel Neuer, llevara el brazalete arcoíris.

El brazalete de capitn que la FIFA prohibi vestir en Qatar

“Queremos aclarar si su procedimiento es realmente legítimo”, destacó Simon, ante los reproches del organismo que preside Gianni Infantino que aseguró que llevar ese brazalete sería similar al de llevar «uno político”.

Las selecciones de Inglaterra, Gales, Bélgica, Dinamarca, Países Bajos, Alemania y Suiza se vieron obligadas esta semana a renunciar a portar el distintivo tras las amenazas que la FIFA hizo a los capitanes de cada equipo.

En el comunicado conjunto que emitieron los siete países se informaba que la FIFA les aseguró que, en caso de portar el brazalete arcoíris, los futbolistas se podrían enfrentar a “sanciones deportivas”.

La iniciativa de las mencionadas selecciones y varios jugadores para protestar contra la discriminación del colectivo LGTBI en Qatar generó polémicas en la FIFA y ahora la decisión final la tiene el TAS.

Comentarios

comentar