Integralidad y prestaciones en consultorios que responden a derechos de Salud Sexual Integral

114

El Gobierno Provincial, a través del Ministerio de Salud y Ambiente, anunció en el Salón Blanco de Casa de Gobierno, la creación de los Consultorios de Salud Sexual Integral con perspectiva de género y diversidad, establecidos por la Resolución N° 550.

En este sentido, la directora provincial de Determinantes de Salud, Laura Ibáñez, se refirió a la presentación “de modo formal, de este trabajo que se viene realizando hace aproximadamente dos años, en diferentes puntos de la provincia, y que hoy logramos garantizar en la totalidad de las localidades que son los consultorios de Salud Sexual Integral, con perspectiva de género y diversidad”.

Durante el mes de abril, se generó desde el Ministerio de Salud y Ambiente la Resolución N° 550 que incluye a los directores hospitalarios para garantizar estos espacios dentro del ámbito local de Salud.

“Esta resolución lo que permitió es la conformación de los equipos en las localidades donde aún no contaban con estos espacios, y es por eso que algunos tienen una vida institucional más corta, y seguimos trabajando en la conformación de los equipos”, puntualizó.

Luego señaló que “estos equipos se convirtieron en una gran red”, y destacó la misma “tuvo que construirse en un momento muy difícil y que fue en medio de la pandemia también”.

Estos espacios se pensaron “como herramientas institucionales, interdisciplinarias, que garanticen los derechos de las personas usuarias del sistema de salud, logrando la toma de decisiones autónomas, y entre las funciones y el abordaje sobre estos derechos, hablamos de enfermedades de transmisión sexual, de anticoncepción quirúrgica, de métodos anticonceptivos, de interrupción voluntaria y legal del embarazo, de parto respetado, de tratamientos de hormonización, de modificación corporal, entre otras tantas funciones y que son derechos, cada una de estas prestaciones que se realizan en estos espacios”.

Hablando sobre la historia en la construcción de estos lugares, Ibáñez apuntó que en primer lugar “fueron los consultorios amigables, y dentro del sistema de Salud uno no busca amigos, por lo que estuvo bien en su momento; pero después hubo que transformarlos, y fueron los inclusivos que también estuvieron, pero hoy necesitábamos algo superador y teníamos que pensar en que sean integrales, en que toda la salud tiene que ser inclusiva”.

La integralidad

Esta necesidad de que sean integrales, relató Laura Ibáñez, avanzó con “la sanción de las últimas leyes, la N° 27.610 y la 27.611 de interrupción voluntaria del embarazo y la ley de los mil días, que vinieron a reestructurar un poco esta mirada tan necesaria que fue pensar el concepto de salud más allá de lo biológico; pensarlo más allá del campo de la medicina; la necesidad de poder ver a esa persona más que como un paciente, entender este abordaje integral y esta persona que cobra un relativo, que se empodera y que ejerce su autonomía, eso es lo que buscamos de estos espacios”.

Por otro lado, destacó “el trabajo del gran equipo de Salud Sexual en todas las localidades de la provincia; el trabajo que realizan como garantes de derechos en Santa Cruz”, y aprovechó la oportunidad para “felicitar especialmente a la localidad de Puerto San Julián que está próxima a la apertura del tercer espacio dentro de la localidad”.

Comentarios

comentar