Kun Agüero recordó el día que sufrió la arritmia: «Pensé que me iba para arriba»

280

El crack argentino confesó que tuvo miedo de morir cuando sintió que su corazón latía extremadamente rápido y que esos segundos fueron varios minutos.

Acasi siete meses del día que sufrió una arritmia cardíaca que lo obligó a dejar el deporte de alto rendimiento, Sergio «Kun» Agüero recordó ese duro momento y confesó: «Pensé que me iba para arriba».

En este sentido, el exdelantero de Barcelona, Manchester City e Independiente relató: “Empecé a sentirme mal en la pretemporada, con síntomas raros, pero pensé que eran los entrenamientos, el calor… Después me lesioné y estuve un mes parado, pero aun así me sentía incómodo”.

“Después ya empecé a entrenar con el equipo y en los entrenamientos me ahogaba bastante, hasta que un día que estaba el médico cerca le dije que me sentía mal, entonces me mareé un poco y empezó la arritmia. El médico me hizo un chequeo y salió todo bien, pero a la semana siguiente me volvió a pasar en el estadio”, continuó el máximo goleador extranjero de la Premier League sobre sus últimas semanas como jugador del Barcelona.

A los 37 minutos del partido contra Alavés, el delantero saltó a cabecear y cuando cayó, se tomó el cuello y se tiró al cesped: “Me empecé a sentir mal y le quise gritar al árbitro para que parase el partido, pero no me salía la voz. Ahí empecé marearme, así que agarré la mano de un defensa y le pedí que parara el partido. Después se me pasó el mareo y empezó la arritmia. Cuando paró, me llevaron al hospital y estuve tres días ingresado”, rememoró.

En este momento de la entrevista, fue consultado por cómo se siente una arritmia y contó que su corazón latía extremadamente rápido y sintió mucho miedo: “Estoy por morirme, la concha de la madre, pensé que me iba para arriba”. Tras pasar algunos días internados, confesó: “El médico me dijo que podría jugar pero que me podría pasar de nuevo y podría ser peor”.

Luego de varios días de pensarlo, entendió: «‘Ya está, tengo 33 años, un hijo y una vida por delante’». Por último, reconoció que le quedó como una ‘espina’ de no haber podido ‘darlo todo’ por el Barcelona, pero destacó que su último gol fue contra el Madrid: «Ahora, cada vez que veo un partido, pienso lo que haría yo en ese momento, como si estuviese jugando”, cerró.

Comentarios

comentar