En qué consiste el convenio para la intervención de masculinidades violentas

116

Pese a las innumerables políticas en materia de género, la violencia machista no merma. Entendiendo que se trata de una transformación que debe abordar la construcción de nuevas masculinidades, el Poder Judicial acordó que la derivación de varones denunciados a talleres socioeducativos obligatorios, sea una política pública que llegue a toda Santa Cruz. Actualmente hay múltiples expedientes donde el victimario reincide con diferentes mujeres.

Este mediodía, la presidenta del Tribunal Superior de Justicia, Paula Ludueña, la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner y el vicegobernador, Eugenio Quiroga, firmaron un convenio de cooperación que mejore la coordinación entre los tres poderes y la ejecución de políticas contra las violencias por razones de género. De la ceremonia participaron además las vocalas del TSJ, Reneé Fernández y Alicia de los Ángeles Mercau.

En este contexto, se firmó además un convenio con la Secretaría de Estado de Derechos Humanos para la creación de dispositivos de deconstrucción de masculinidades, a los que se derivará a varones denunciados por ejercer violencia de género.

Según datos de la Coordinación de las Oficinas de Violencia Doméstica de Santa Cruz, hay numerosos expedientes donde una misma persona es denunciada por diferentes víctimas, en su mayoría mujeres, lo que demuestra que más allá de las medidas que se adopten para la protección de las mujeres, el comportamiento de los victimarios no se modifica.

Otra prueba de ello son las estadística los casos de femicidio que realiza la Corte Suprema, con el aporte de todos los distritos, incluido Santa Cruz y en donde resulta evidente que el número de mujeres asesinadas no varía significativamente de un año a otro, lo que demuestra que la legislación vigente, las políticas públicas implementadas y los organismo encargados de proteger a las víctimas no son suficientes para la prevención, sanción y erradicación de las violencia de género.

Desde hace nueve años existe en Río Gallegos un espacio psicoeducativo denominado “Habilidades para la Vida”, al que acuden varones denunciados por haber ejercido violencia machista. Este espacio funciona bajo la órbita de la Secretaria de Estado de DDHH, y allí se llega mediante una derivación judicial.

En la jornada de hoy, el Poder Judicial, a instancias de un planteo realizado por la coordinadora de la Oficina de Género y de las OVD, Sabrina Granero, firmó un convenio para que este dispositivo sea creado en el resto de las localidades, como una herramienta aplicable en el ámbito de las actuaciones judiciales o administrativas que tramiten en la jurisdicción de la provincia.

Según el Acuerdo, “asistirán el dispositivo de intervención, aquellas personas que sean parte o de algún modo se vean involucradas en procesos judiciales en calidad de denunciadas y o imputadas, con motivo de hechos o prácticas que constituyen violencia”.

El convenio sirve además para establecer la creación de registros, datos y estadísticas entre DDHH y el Poder Judicial.

Comentarios

comentar