Paola Álvarez: «que el interés político no atropelle los derechos de las mujeres»

320

Paola Álvarez alertó que se tapó la campaña de la lucha contra el cáncer en el Gorosito, y que se impuso un cartel futbolístico en el “rincón de Micaela” -joven victima de femicidio-. No cuestionó las actividades políticas, pero si “el avasallamiento de otros derechos, que además son de las mujeres” en el proceso.

En esta jornada, el partido Ser Unidos desarrolló una actividad de campaña que implicó el paso por la ciudad de cuatro exfutbolistas integrantes de la selección argentina que ganó un mundial. La actividad implicó un acto en el Gorosito y la inauguración de un mural que refleja el logro.

Se trató de una iniciativa interesante que, sin embargo, en el proceso no tuvo en cuenta el entorno afectado. Así lo entendió la concejala Paola Álvarez, que sintetizó: “en el Gorosito, taparon el cartel de la lucha contra el Cáncer de mamas; que es una actividad fundamental para la mitad de la población”.

Además, señaló que “luego inauguraron un mural muy lindo, pero que lo colocaron en el mismo sector donde las feministas de la ciudad instalamos el cartel en homenaje a Micaela, la joven víctima de femicidio que es el origen de la ley que lleva su nombre y se convirtió en bandera de lucha de las mujeres por la igualdad”. 

En este marco, la edila no cuestionó la actividad política del partido Ser. Sino, la “displicencia” con la que se trató a los símbolos que guardan una relación directa con los derechos de las mujeres.

En el caso de la campaña contra el cáncer de mama, el “error” fue solucionado una vez terminado el acto. Pero en el caso de la cartelería emplazada en el denominado “rincón de Micaela”, la cosa cambia.

“Simbólicamente es muy fuerte. Colocaron un cartel que rinde homenaje a un grupo de hombres, más allá del deporte que es masivo en nuestro país, y le da un entorno invasivo a lo que representa Micaela para las mujeres en general y las feministas en particular. Para nosotras como movimiento el hecho es muy grave e impone un contexto opresivo que es al que siempre nos enfrentamos”.

Vale recordar que Micaela García fue militante feminista, del “NiUnaMenos” y del Movimiento Evita. Hace cuatro años salió a bailar con sus amigas en la ciudad de Gualeguay, pero al salir del local fue secuestrada, violada y asesinada brutalmente.

Su cuerpo fue hallado una semana más tarde, junto a un árbol en las afueras de la ciudad. Tenía solo 21 años. Su femicidio, considerado un crimen de odio, se convirtió en razón e impulso de una Ley que hoy “educa” en perspectiva de género a funcionarios públicos de todo el país; y se replica en países tan distantes como disímiles.

Por otra parte, Álvarez contó que de acuerdo a lo que pudo averiguar los ideólogos de la actividad futbolística “no contaban con el permiso municipal correspondiente para hacer la instalación”. Instancia mediante la cual podrían haber advertido de lo desacertado de la ubicación deseada.

Finalmente, recordó que el “rincón de Micaela” fue declarado de interés municipal, educativo y cultural. Que la ley que lleva su nombre cuenta con la adhesión de la provincia y la ciudad, y que debió tener “el respeto que se merece. Debieron tenerlo en cuenta”, culminó.

Comentarios

comentar