El Gobierno de Santa Cruz intervino en la resolución del conflicto de los estibadores del Puerto de Caleta Paula

310
El Gobierno de Santa Cruz a través del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, llevó adelante mesas de dialogo a los efectos de destrabar el conflicto con los estibadores en la ciudad de Caleta Olivia. Es importante resaltar que en todo momento existió la buena voluntad para resolver la situación por ambas partes. Se estableció el compromiso de seguir trabajando y aunar criterios para avanzar en acciones sobre el recurso de la merluza.

Cabe destacar que el Gobierno Provincial propició mesas de diálogo con los trabajadores del sector en la que se atendieron los planteos sobre la necesidad de incrementar la descarga de barcos pesqueros. De esta forma, los ministerios de Trabajo y Seguridad Social y de la Producción, a través de la Subsecretaria de Pesca, abordaron esta situación desde el primer momento.

En este contexto, la gobernadora Alicia Kirchner gestionó ante la Subsecretaria de Pesca y Acuicultura de la Nación la posibilidad de traer a los puertos provinciales cuatro o cinco barcos cada quince días.

Asimismo, se propuso a los trabajadores completar estas acciones con un sistema de capacitación en 60 días. El mismo se realizará en dos veces para la totalidad de los estibadores. Se trata de un sistema de capacitación rentado que ayudará a complementar el trabajo con los barcos. También se puso a disposición de los estibadores los programas provinciales y las acciones del Ministerio de Desarrollo Social ante las situaciones de mayor vulnerabilidad.

Respecto a las gestiones que se concretaron para resolver el conflicto, el secretario de Estado de Trabajo, Sergio Viotti manifestó que el martes y miércoles se llevaron adelante mesas de dialogo con los trabajadores de la estiba del Puerto de Caleta Paula. “El pasado viernes se comunicaron conmigo trabajadores de ese sector para señalar que ante la ausencia de ingresos y descargas en dicho puerto, habían decidido llevar adelante una medida de fuerza. En ese momento, les pedí que tuvieran paciencia dado que el martes 17 de agosto me iba a trasladar a Caleta Olivia. En ese pedido existió buena voluntad”, remarcó. A la vez, sostuvo en función de lo pactado se reunió el pasado martes en la Delegación del Ministerio de Trabajo en Caleta Olivia, con los representantes de estibadores, guincheros y capataces. “Quedó en claro que hay una situación que tiene que ver con algo que escapa a nosotros, dado que el recurso en este caso el langostino a esta altura de la temporada está muy al norte y que puntualmente en el caso de los pesqueros que son los que ingresan normalmente a Caleta Paula resulta casi imposible trasladar la materia prima porque implica muchas horas de navegación y un costo extra enorme. Y esto de alguna manera genera un bache hasta que se llegue a la temporada de merluza. En ese tiempo habrá descargas muy escasas y para el grupo de personas que habitualmente trabaja en ese puerto no alcanza de ninguna manera para cubrir las necesidades”, explicó.

Por otra parte, Viotti comentó que ayer miércoles que concretó otro encuentro con los trabajadores, al que se sumó la secretaria de Pesca de la Provincia, Lucrecia Bravo para dar a conocer la información que se tiene acerca de los recursos. “Fue muy clara en relación a este aspecto y en la oportunidad se diseñó de manera conjunta en función del periodo de escasa descarga, una serie de capacitaciones en concordancia con las líneas que se impulsan desde el Gobierno Provincial. Así surgió la idea que en este período se dictaran distintos cursos vinculados a seguridad e higiene, protocolos, buenas prácticas en  carga y descarga de mercaderías. A la vez, habrá una especie de pasantías o practicas rentadas que de alguna manera ayudará a estos trabajadores en la temporada baja”, detalló.

Antes de concluir y tras dar a conocer la resolución del conflicto, el Secretario de Estado de Trabajo, resaltó el compromiso del Estado, señalando que desde siempre y a través de estas conversaciones, se seguirá trabajando. “Esto que pasó este año con el recurso del langostino que está emigrando cada vez más al norte y lo que se habló con la gente de pesca es que tenemos que tratar de trabajar más sobre el recurso merluza que si tenemos en zonas mucho más cercanas al Puerto de Caleta Paula y hacer lo imposible para que el periodo de escases de descargas sea el mínimo posible. Estamos hablando de alrededor de 60 familias que viven de la actividad portuaria”, subrayó.

“Hemos trabajado con el compromiso de evitar llegar al conflicto y como digo siempre, las soluciones siempre van a estar en una mesa en la cual podemos discutir mucho pero las soluciones van a estar en el dialogo”, finalizó.

 

Comentarios

comentar