«Que la vida no se vaya»

4066

Es una zamba escrita por el pastor caletense Daniel Ascencio mientras transitaba el Covid-19 junto a su familia en Noviembre del año pasado. Fue una situación compleja que todos juntos pudieron sobrepasar, en los momentos más duros que pasó hasta hoy la ciudad con respecto a la pandemia.

En comunicación telefónica con ‘Voces y Apuntes’, Daniel contó la experiencia vivida que le dio nacimiento a esta canción, «el 2 de noviembre, todo venía bien cuando de pronto empezamos a sentir algunos síntomas, esperamos dos o tres días y se agravó. Nace esa zamba un día, tras noches sin poder dormir por broncoespasmos. Estuvimos todos contagiados. Se siente una agonía», dijo.

Mirá la nota completa, escuchá la canción y la experiencia vivida por el pastor:

 

Comentarios

comentar