Vecinos del barrio Rotary sufrieron las consecuencias del enfrentamiento

2153
Balas de goma recogidas por una vecina en su patio.

Tras la noche de furia en inmediaciones de la Seccional Quinta de Policía, vecinos de las cuadras aledañas compartieron fotos del día después y contaron los momentos de tensión vividos durante el enfrentamiento entre uniformados y jóvenes que se manifestaron por la dudosa muerte de un Rodrigo Curaqueo de 19 años en el calabozo de la comisaría.

Carmen, una vecina del barrio Rotary 23, cuya casa se encuentra en diagonal al patio trasero de la Seccional de Policía, contó en detalle los momentos que vivió durante el enfrentamiento. “Los momentos de calma, eran de tensa calma. Estuve caminando todo el tiempo adentro de mi casa. Fue una situación horrible, el barrio sitiado por un ejercicio de la violencia”, contó.

“Mi casa está justo en la esquina de la Comisaría, en diagonal al patio trasero. Recién salí a mi patio, que está atrás, y estoy levantando un montón de balas de goma. Es como si hubieran tirado para adentro de la casa, es una bestialidad. Me mandaron algunos mensajes de que el gas lacrimógeno estaba llegando a la plaza, que está como a cinco cuadras”, remarcó la vecina.

Los disturbios comenzaron pasadas las 20 horas y se extendieron por largas horas, hasta aproximadamente las 2 de la mañana. “Hubo momentos largos en que los disturbios estaban acá en la esquina, y otros momentos en que se trasladaron más adentro del barrio. Me acosté vestida por las dudas de que pasara algo, cerca de las dos de la mañana, cuando ya se escuchaba muy poco, muy a lo lejos”.

Por último, los vecinos del lugar mencionaron que esta mañana amanecieron con la calle cortada y policías custodiando la Seccional, y otros tomando un registro fotográfico del lugar luego de los acontecimientos.


Comentarios

comentar