Autoridades viajarán a Ramón Santos para definir la instalación del puesto de testeo y control

407

Se llevó a cabo una reunión entre autoridades locales y provinciales en el Municipio de Caleta Olivia para avanzar en la implementación del Decreto provincial N°321 que plantea un Plan de Detección en Ramón Santos. En ese sentido, este jueves visitarán el puesto fronterizo para ultimar detalles.

Del encuentro participaron el intendente de Caleta Olivia, Fernando Cotillo; el Ministro de Seguridad, Lisandro de la Torre; el secretario de Estado de Políticas Sanitarias, Ignacio Suarez Moré; el director del HZCO Daniel Covas; la diputada Liliana Toro, y demás funcionarios provinciales y municipales.

Finalizada la reunión, el intendente Fernando Cotillo anticipó que mañana visitarán Ramón Santos y que aún no hay una fecha definida para el inicio de los hisopados. El Ejecutivo planteó dos alternativas que serán analizadas durante la jornada de mañana.

“El objetivo es salvaguardar la salud y evitar el ingreso de las nuevas cepas de COVID-19, mientras avanza el plan de vacunación Todo el que salga de Santa Cruz sabe que debe cuidarse y que debe cumplir la normativa. Esto ocurre en todo el país”, expresó.

Excepciones

Por otro lado, para llevar tranquilidad a los vecinos, Cotillo aseguró que a quienes viajen fuera de la Provincia por Semana Santa no les será exigido el PCR, pero si el permiso de circulación como viene ocurriendo.

Una vez que inicie el Operativo de Detección tampoco será solicitado el test a quienes viajen en el día a Comodoro Rivadavia por motivos de salud o laborales, como así tampoco a quienes trabajan en las diferentes industrias bajo protocolo.

Test rápidos

Por su parte, el secretario de Estado de Políticas Sanitarias, Ignacio Suarez Moré, marcó que hay una resolución nacional que implica que para subir a un avión o a un colectivo de larga distancia será requerido un test negativo. “La persona que viaja en avión debe realizar un test PCR con 48 horas de antelación y quien lo hace en colectivo debe hacerlo 72 horas antes”, aclaró.

Suarez Moré indicó que en el caso de que el viajante no tenga el test negativo se le realizará un test rápido que será enviado al Instituto Malbrán para analizar la cepa. La persona quedará en aislamiento durante 7 días y solo se le dará el alta con un PCR negativo al séptimo día.

El funcionario aclaró también que quienes ingresen con un test negativo o tengan el mismo resultado en las pruebas rápidas podrán continuar su viaje sin realizar el aislamiento en destino.

“El test PCR es cubierto por las obras sociales y los seguros Covid. Se tomará una foto a la obra social, del DNI y a la ficha y con eso se facturará a la obra social. Si el viajante no tiene los fondos para el estudio, el Estado provincial se hará cargo. El valor del testeo rápido es de $1.000. No es un precio alto porque el fin que se persigue es el control epidemiológico y evitar que la cepa ingrese a Santa Cruz”, cerró.

Comentarios

comentar