Soloaga “nunca más fusiles contra el pueblo ni saqueo a la patria”

756

EN EL ACTO POR LA MEMORIA, VERDAD Y  JUSTICIA CELEBRADO EN CAÑADON  SECO

En el discurso pronunciado en el Día Nacional de la Memoria, Verdad y Justicia, el Presidente de la Comisión de Fomento de Cañadón Seco, Jorge Marcelo Soloaga, resaltó que la nefasta fecha del 24 de marzo de 1976 en la Argentina fue el resultado de un proceso internacional de concentración de la riqueza en manos de unos pocos, sometiendo a los pueblos para quedarse con los recursos más estratégicos.

El acto tuvo lugar a mediodía de este miércoles en la Plaza de la Memoria inaugurada hace once años para rendir homenaje a los trece jóvenes santacruceños que fueron víctimas de la última dictadura militar, de los cuales tres de ellos vivieron en Cañadón Seco y todos fueron reconocidos como “jóvenes del Bicentenario” por una Ley Provincial que impulsara la ex legisladora Ana María Urricelqui.

 

Además, se colocó el simbólico farol de luz que reemplaza a las ofrendas florales y se regaron tres plantas de Laurel, que simboliza la victoria de la vida sobre la muerte, la Lavanda que simboliza la memoria y el Laurentino que simboliza la trascendencia y la proyección infinita.

Debido a las medidas preventivas al COVID 19, la ceremonia estuvo limitada a parte del gabinete, otros funcionarios comunales exceptuados de tareas y algunos invitados especiales, entre ellos el referente para la zona norte del Instituto Provincial de Energía, Pavel Gordillo, el jefe de la Unidad 18 de Bomberos, subcomisario Alfredo Martínez y el Juez de Paz local, Marcos Bucci.

 

MENSAJE DE REFLEXION

La alocución de Jorge Soloaga tuvo carácter de reflexión, destacando que pasaron 45 años “de uno de los episodios más brutales y bestiales que recuerda la Argentina”,  el cual interrumpió la vida institucional y cercenó libertades y derechos humanos.

Por ello sostuvo que era importante recordar y rendir homenaje a las miles de víctimas de la persecución y del genocidio, de manera particular a los jóvenes santacruceños que padecieron esos flagelos, resaltando también el coraje del padre Lusoveck, que puso salvar a otros, como ser dirigentes sindicales, políticos y referentes de la cultura.

Tras ello puso de relieve que la dictadura  que irrumpió en 1976 no fue un hecho casual o producto de militares trasnochados, sino que ellos fueron “los idiotas útiles” de un proceso complejo  que avanzó en Latinoamérica y en otras regiones del mundo.

“Fue por la concentración de la riqueza en manos de unos pocos para quedarse con los recursos más estratégicos de los pueblos” como aún sigue ocurriendo en todos los continentes, bajo la premisa de que “cueste lo que cueste y caiga quien caiga”, puntualizó.

Asimismo, trajo a colación que ese nefasto fenómeno viene ocurriendo en la Argentina desde sus albores, cuando dirimían los progresistas que querían una patria libre e independiente y los conservadores que pretendían continuar negociando con los países imperialistas y no admitían la distribución equitativa de la riqueza, algo que se repitió y repite en  tiempos recientes.

Por ello reiteró, en aquel 24 de marzo de 1976 “los poderosos utilizaron a idiotas útiles” que empuñaron las armas del Ejército y de otras fuerzas “para apuntarlas  en contra del pueblo y matar a pibes y pibas que pretendían un mundo de justicia, libertad, dignidad, independencia y de transformaciones sociales, culturales y políticas”. Más adelante citó que “el perro siempre es el mismo, lo que cambia es el collar, ese perro se llama vende patria y en épocas pasadas de la historia nacional, ese perro tuvo distintos collares: Mitre, Urquiza, Sarmiento y Roca y más recientemente los collares fueron Videla, Martínez de Hoz y Macri,  resaltando que este último no se valió de las botas sino de los votos, pergeñando engaños y mentiras a la sociedad” sentenció.

En el tramo final de su discurso, instó a revalidar más que nunca la frase “Memoria, Verdad y Justicia, para que esas cosas no ocurran nunca más”  y para ello es primordial  “que lo argentinos estemos unidos, organizados y concientizados que es imprescindible  fortalecer el gran movimiento nacional por la dignidad de la gente y la soberanía de la patria para impedir que vuelva a  interrumpirse la vida institucional de los pueblos y Nunca Más haya hombres y mujeres desaparecidos y asesinados” concluyó.

Comentarios

comentar