División en el grupo de la mesa de asamblea por el agua

1053

-Imagen de Archivo-

Después de dos semanas de trabajo, la mesa de asamblea por el agua tuvo diferencias en su interior lo cual provocó la separación voluntaria de algunos miembros. Esta mañana, Ivana Bunge, integrante de la misma, habló sobre la situación con Voces y Apuntes.

«Era un grupo muy diverso y por ser así no podíamos trabajar», comenzó contando Bunge, «en un momento tuvimos que buscar un lineamiento, unas normas de convivencia, porque al ser un espacio donde hay amplitud de pensamientos o de ramas, se complica el trabajo. Se establecieron puntos, pautamos, pactamos y se hizo una resolución. La idea era que se acataba la decisión de la mayoría con respecto a las cuestiones que se analizaban».

«Algunas personas no seguían este lineamiento y hacían cosas por separado», agregó y prosiguió, «lo discutimos, dijimos las cosas, no querían acatar la decisión de la mayoría y en una de esas discusiones agarraron el libro de actas, la documentación, las firmas, insultaron a Montiel y todos los que estábamos ahí y dijeron que ‘ahora vas a juntar las firmas de cero porque no te doy nada, vamos a hacer todo nosotros’«.

«Las firmas ahora las tiene Montiel que las retiró en una seccional», aseguró.

Mirá la nota completa, enterate de toda la situación y escuchá las palabras de Ivana con respecto al 8M:

Comentarios

comentar