Medina: “Lo más importante es cortar las cadenas de contagio”

347
El viceministro de Salud de la Nación, Arnaldo Medina participó de una reunión de la Comisión de Desarrollo Social de la Cámara de Diputados de la provincia. Se refirió a la implementación del Programa Detectar en todo el país y subrayó que para lograr el amesetamiento de casos es central identificar los casos positivos, aislar los contactos estrechos y cortar las cadenas de contagio. Remarcó que estas tareas deben continuar luego de controlado el brote.

Ante los legisladores y las legisladoras de la provincia, el viceministro de Salud de la Nación presentó la situación epidemiológica actual en el país y señaló: “Actualmente el eje de la transmisión del virus se corrió del AMBA hacia las restantes provincias”.

“En este momento más del 60 por ciento de los casos corresponden al interior del país y hace un mes esto era menor al 10 por ciento”, subrayó y mencionó que en el Área Metropolitana de Buenos Aires se encuentra con un descenso lento de casos.

“El AMBA, al ser un conglomerado urbano muy grande, requiere respuestas homogéneas, sin embargo, el resto del país requiere estrategias particulares para cada región. Por eso estamos visitando todo el país”, subrayó.

En cuanto a las estrategias para lograr el amesetamiento de la curva de contagios, sostuvo: “Solo, no baja. Tiene que pasar algo. Estamos muy lejos de una inmunidad de rebaño. Necesitaríamos llegar a un 60 por ciento de la población infectada y estamos muy lejos de eso”.

“Lo que tiene que ocurrir -enfatizó Medina- es un control de esta epidemia a través de dispositivos de búsqueda activa”. Es decir “salir a buscar los casos con despliegue territorial, ir a los domicilios de las personas, buscar síntomas y en caso que los presente, llevarlos a los centros para triage e hisopado. Si son positivos se aíslan y también a sus contactos estrechos”, detalló el funcionario nacional.

Al respecto, hizo hincapié en que es muy importante “identificar los casos leves porque son los que se escapan, son los que la gente no reporta. No acuden al sistema de salud, sobre todo cuando están muy demandados y si perciben que lo tuvo un conocido y la pudo pasar sin dificultades, entonces deciden quedarse en casa; van a comprar o rápidamente vuelven a trabajar y se produce el contagio”.

“Lo más importante, más allá de detectar esos casos leves, es cortar esas cadenas de contagio. Uno va cortando las cadenas de contagio, va deteniendo la epidemia y cuando pasa a controlar la situación y comienzan a bajar los casos, hay que seguir controlando”, añadió.

En este sentido, afirmó que una vez controlados los brotes es importante continuar con las búsquedas activas. “Chaco lo pudo hacer con este trabajo persistente, sistemático y continua de búsqueda de casos leves, aislarlos – lo que es muy importante porque no todos pueden aislarse en sus domicilios, sobre todo cuando tienen muchos convivientes -, y hacer seguimiento de los contactos estrechos”.

Finalmente, también destacó que estas estrategias no son suficientes, sino que “hace falta apelar a la conciencia ciudadana y a la responsabilidad individual. La primera acción es centrarnos en lo preventivo. En cortar las cadenas de contagio”.

Comentarios

comentar