Controles preventivos y detección de quienes incumplen la cuarentena

1000

La División Narcocriminalidad Zona Sur, dependiente de la Policía de Santa Cruz, trabajó en los operativos del COVID-19 en distintos puntos de la ciudad supervisando que ninguno circulante esté quebrantando la cuarentena y el aislamiento, además de detectar a quienes tenían averiguación de paradero. Además, se trabajó en investigaciones respecto a las infracciones a la Ley 23.737 de tenencia y tráfico de estupefacientes.

Desde el 20 de marzo, fecha en que inició el aislamiento social, preventivo y obligatorio en todo el país, el Gobierno Provincial a través del Ministerio de Seguridad, desplegó operativos de prevención en las distintas localidades, llevando adelante un trabajo articulado entre las fuerzas provinciales y federales con el fin de hacer frente a la pandemia y evitar el COVID-19 se propague.

Una de las áreas que trabajó en ello fue la División Narcocriminalidad Zona Sur, dependiente del Departamento de Investigaciones del Delito Organizado Zona Sur y la Superintendencia de Policía Judicial e Investigaciones.

Al respecto, el Comisario Andrés Fernández, a cargo de la dicha división junto al Comisario Ramiro Domínguez, explicó que se han abocado, en principio, a infracciones a la Ley 23.737 de tenencia y tráfico de estupefacientes, realizando todo lo que es la obtención, reunión, análisis y sistematización de la información, trabajando siempre con intervención del juzgado federal de Río Gallegos.

Sumado a esto, además de hacer los trabajos de rigor competentes al área, participaron de los controles diarios para garantizar el confinamiento social, que coordinó la Dirección Regional Sur.

La función fue brindar apoyo a todos los que estaban en los controles, realizando las consultas a los distintos sistemas que posee la División y detectando a aquellos circulantes que estaban quebrantando el aislamiento o la cuarentena, como así también los pedidos de captura. En los dos primeros casos “se activó el protocolo y se dio intervención a la Unidad Regional Sur, por medio de la comisaría de jurisdicción, donde se implementan todas las normas de seguridad correspondientes”, detalló el Comisario.

Haciendo referencia al comportamiento de la población, Fernández indicó que al principio encontraron mucha gente que no cumplía el aislamiento, principalmente aquellos que retornaban de otro país o provincia, pero a medida que fue transcurriendo el tiempo “las capturas que figuraban eran por el quebrantamiento del aislamiento, siendo detectados en la vía pública circulando”.

Asimismo, indicó que “con el correr del tiempo se fue tomando conciencia y notamos cómo iban acatando todas las normativas, más allá que siempre alguna que otra persona se detectó”.

En otro tramo, informó que producto de la labor realizada la semana pasada, se efectuó un allanamiento en calle German Vidal al 700, en Río Gallegos, tras investigar distintos movimientos sospechosos y maniobras que podrían estar relacionadas con las infracciones a la Ley 27.737.

En tanto, el procedimiento se realizó con el Grupo de Operaciones Especiales, la División Canes, la División Trata, División Comisaría Segunda, donde se hizo presente una asistente social ya que había menores en el inmueble. De este modo, se realizaron dos causas: una por la infracción a la Ley 23.737, al encontrar clorhidrato de cocaína, y por no respetar el aislamiento, ya que había una gran cantidad de personas que no justificaban su presencia en el lugar.

Por último, Fernández destacó el trabajo y la responsabilidad del personal en este contexto de pandemia, teniendo en cuenta que hay que cuidarse en el día a día para cumplir función, pero también al regresar a casa y cuidar al entorno de uno.

Comentarios

comentar