Renovación en plena pandemia: Pipí-Cucú pasó de confitería a panadería

4006

En medio de la pandemia que aqueja al mundo, los comercios caletenses buscan como seguir con sus actividades, mediante deliverys, en redes sociales y algunos dan vuelta el tablero cambiando el rubro. Tal es el caso de la confitería céntrica Pipí-Cucú, la esquina en frente de El Gorosito, que a partir de hoy Lunes, desde las 8 de la mañana, se convirtió en panadería para sorpresa de sus clientes más fieles.

«Probamos primero con el delivery y no fue bueno», dijo Eliana, la dueña del lugar y prosiguió, «nos dijimos que no podíamos seguir así porque tenemos cuatro empleados, así que le dije a ellos que se venía algo nuevo». «Así fue que armamos la panadería, tenemos un panadero muy profesional con mucha experiencia, Walter, que siempre nos decía que sumemos panadería a la confitería. Así que hoy arrancamos, estamos desde las 8 hasta las 20, con todas las precauciones que hay tener, estamos muy angustiados por toda la situación pero esperanzados».

«Fue todo de inmediato», cuenta Eliana, «conseguir toda la maquinaria, teníamos un amigo que justo estaba vendiendo las cosas. Fue todo esta semana, una locura, aprendiendo, nunca trabajamos este rubro, igualmente vamos a poner la cafetera porque muchos clientes extrañan el café».

Además, aseguró que la idea del cambio fue porque «no haber trabajado 45 días hizo que Pipí-Cucú se funda, así que tuvimos que cambiar el rumbo, no quisimos cambiar el nombre porque ya nos conocen así, somo la esquina en frente de El Gorosito», finalizó

Pipi- Cucu desde hoy es Panadería y Pastelería

Posted by Voces y apuntes – oficial on Monday, April 27, 2020

Comentarios

comentar