María ‘De los títeres’, sembrar enseñanza

753

Con la idea, sueño que realizó hace años y quiere volver a cumplir, de volver a enseñar teatro, sembrar en nuestra ciudad como dijo ella, María Paredes, conocida como María de los Títeres, en el marco de realzar el rol de la mujer en nuestra ciudad por el programa, habló mediante comunicación telefónica con el matutino ‘La Mañana en Patagonia’ y contó un poco de su trabajo y su trayectoria en los escenarios.

«Yo empecé en Perú, soy de allá, estudiaba en la escuela de arte dramático y comenzamos a hacer títeres, hace unos 33 años, empezamos a hacer obras en hogares y profesionalmente hace 30», contó María sobre sus comienzos en el teatro de títeres, como lo define diferenciándolo del teatro de humanos y define a «los títeres, como muchas de las otras ramas, tiene la facilidad de poder intercambiar, moverse, poder hacer de tu vida algo diferente que estar encerrado en un espacio físico».

Para María, esto «es mi forma de vida, vengo del teatro humano, no me veo haciendo otra cosa que no sea títeres, tengo algunos problemas de salud por la edad pero en algún momento si no puedo manipular los títeres de alguna forma, puedo enseñar o mostrarlos desde otra manera».

Desde que llegó a Caleta Olivia desde la ciudad de Trujillo en Perú, estuvo mostrando su arte junto a su compañero, con quien lograron en un momento presentar «un proyecto, hace muchos años a nuestra municipalidad», comenta, «no recuerdo quien estaba a cargo, fue aceptado para poder seguir adelante y llevar adelante los títeres y la escuela», y asegura que «es un lugar municipal, no es propio, pero lo tenemos. Hemos tenido la suerte de que hemos trabajado con mucha gente. Contar con ese espacio para poder brindar a los elencos que están de gira, títeres, teatro, música, charlas. Todo lo que está ahí adentro es nuestro, con mucho trabajo de gestión, de poner el hombro, porque es la casa de uno, entonces tiene que ser lo más lindo posible. Tiene que ser agradable como a uno le gusta cuando llega a un hogar, eso es lo que quiero brindar».

En cuanto a la mujer en el ámbito de los títeres, María asegura que «es la lucha constante, a veces el trabajo de uno no se ve, porque, por un lado hay mucha gente que sabe que yo estoy atrás, pero hay gente que no, porque yo por ahí estoy en una parte donde no salgo mucho a los medios de comunicación, hago otra gestión, la administrativa, y cuando salgo no me conocen mucho, quieren hablar con mi compañero, no saben que nosotros trabajamos a la par, por eso ahora hablo de nosotros. Creo que es una lucha desde que una es pequeña, no estamos hablando de poder, sino de luchar, antes le costaba más a la mujer, ahora es más fácil, ha habido muchos cambios. A parte a veces una se tiene que quedar por el cuidado de la familia, son decisiones que se toman».

Además, María recuerda que «a lo largo de estos 30 años, antes los festivales eran de hombres y las mujeres íbamos como de compañía nada más. Después se fue emparejando la situación. Pero si hablas de los grandes maestros de los títeres son hombres, pero hubieron muchas mujeres y las hoy en los títeres. La mujer a trabajado un poco más la enseñanza, la contención en el ámbito del teatro del títere. Hay hasta docentes que dejaron sus carreras para enseñar a través de los títeres. Pero ha sido ese vaivén de lucha, que se llegaron a hacer hasta teatros de mujeres sin que entren hombres».

En cuanto a los festivales internacionales de títeres en nuestra ciudad, «todo el tiempo tenemos elencos de mujeres, de hombres, mixtos, si por ahí hemos tenido más hombres ha sido por el trabajo, siempre miramos el trabajo, no lo vemos por cuestión de género. No tenemos eso adelante, es espectáculo, pienso en lo que vamos a transmitir y va a quedar adelante en la ciudad».

El mensaje de María: «Estamos en tiempos difíciles pero estamos donde estamos porque hemos seguido luchando, pensando en positivo y eso hay que hacer, sin dejar de cuidarse, pensar en positivo, dejar de lado las xenofobias que están habiendo, porque el cuidado no quiere decir que tratemos mal a los demás. Que busquemos algo que nos guste, porque la mayor parte de nuestra vida vamos a hacer lo que decidamos hacer y si no nos gusta vamos a sufrir mucho», finalizó.

Comentarios

comentar