Los restos de Santino, el niño de 4 años que fue asesinado en Puerto Deseado, al ser atacado por dos hombres que además violaron a su madre, son despedidos en Rosario de la Frontera, de donde la familia es oriunda.

 

El féretro arribó al aeropuerto internacional Martín Miguel de Güemes de la capital provincial pasas las 11, luego de que anoche llegara a la provincia su madre, su padre y sus hermanos.

 

 

Pasado el mediodía, el coche fúnebre llegaba a Rosario de la frontera.

Los restos fueron recibidos por personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) y luego partieron en el auto de una funeraria rumbo hacia Rosario de la Frontera, que está a 175 kilómetros al sur de la capital provincial.

 

María fue recibida por el Gobernador Salteño

 

Anoche, pasadas las 22, llegó a Salta la madre del niño, que fue violada durante el mismo ataque, ocurrido el pasado jueves, cuando ambos caminaban por una playa de Puerto Deseado, donde estaban de vacaciones.

 

 

El hecho causó gran conmoción en la localidad salteña.

En el aeropuerto, la mujer fue recibida por el gobernador Gustavo Sáenz y otras autoridades provinciales, tras lo que fue atendida en una clínica y trasladada a una casa de huéspedes de Gendarmería Nacional, donde pasó la noche junto a su familia.

 Fuente: (El Tribuno de Salta)

 

Comentarios

comentar