Para proteger la seguridad y la integridad física de todas las personas que trabajan en Cerro Negro, la empresa se ha visto en la necesidad de rescindir con efectos al 15 de enero de este año, el contrato con una empresa contratista que venía realizando trabajos de desarrollo en la Mina San Marcos.

Si bien legalmente la rescisión fue sin causa, esta decisión se debe a las reiteradas desviaciones detectadas en relación con nuestros estándares de seguridad, que se evidenciaron en los múltiples incidentes y hallazgos en los últimos 5 meses, situación incompatible con el compromiso de la compañía con la seguridad de todas las personas que trabajan en Cerro Negro. Cabe destacar que durante el mes de octubre pasado, se suspendió la obra de este contratista por siete (7) días luego de un evento de seguridad considerado de alto potencial de fatalidad.

Para Newmont la seguridad es el valor que rige nuestra cultura de trabajo y es responsabilidad de todos detener el trabajo inseguro.

Como consecuencia de la medida decida por la compañía, el sindicato AOMA inició una medida de fuerza que consideramos injustificada, razón por la cual hemos pedido la intervención de las autoridades provinciales.

Es importante destacar que a pesar de la importancia que reviste para la empresa el avance de la construcción de la mina San Marcos, la compañía siempre priorizará la vida y la integridad física de las personas por sobre las necesidades operacionales.

La compañía se encuentra trabajando en un plan para reiniciar dichas tareas de manera segura con la mayor premura posible.

Comentarios

comentar