Al ser un bien municipal y al estar inventariado,  según establecen las ordenanzas vigentes, es menester del Honorable Concejo tomar la decisión de ceder o no el repuesto de la planta de osmosis de Caleta Olivia a la de Puerto Deseado para su reparación; desde el Ejecutivo comunal confirmaron que no se había recibido hasta el momento una solicitud formal por parte de Servicios Públicos.

Ayer este medio de manera exclusiva, publicó que era intención de Servicios Públicos solicitar  los repuestos que son de origen extranjero lo que también llevaría a que se atrase la obra de Caleta Olivia cuyos vecinos padecen el faltante del vital elemento.  Fuentes consultadas confirmaron que quien se habría comunicado con el Intendente Facundo Prades fue el Intendente de Puerto Deseado Gustavo Gonzalez, por lo que se convocaría a sesión extraordinaria teniendo en cuenta que la Planta es patrimonio de todos los habitantes de la ciudad, para que sean los ediles quienes definan si habilitan o no el préstamo.

Desde hace varias semanas y tras un temporal, quedó fuera de funcionamiento la planta de ósmosis inversa de la localidad portuaria lo que provocó el faltante del vital elemento y con esto la necesidad de decretar en el corto plazo la emergencia hídrica. El arribo de la pieza para la reparación se daría en no menos de dos meses, por lo que es intención que la empresa que tiene a su cargo la obra en Caleta Olivia ceda el repuesto. De darse esto retrasaría la obra en nuestra ciudad  que no está en mejores condiciones por la escasez de agua que Puerto Deseado.

La convocatoria a Sesión Extraordinaria se daría para los próximos días en  un contexto angustiante para ambas ciudades por la falta de agua crónica por la que sufren.

Comentarios

comentar