Gran cantidad de fieles aguardó a la caravana que trajo a la imagen histórica al Monumento al Obrero Petrolero. Allí con mucha alegría y emoción, los feligreses recibieron a la patrona de Catamarca. Son dos las imágenes que aporta el Obispo de Catamarca Luis Urbanc a Caleta Olivia.

Hace 40 años la Virgen fue recibida por primera a nivel local y provincial, gracias a la gran comunidad catamarqueña que forma parte de la ciudad y la provincia con su cultura, sus costumbres y su fe contagiosa. Del acto de recibimiento que tuvo como epicentro el Gorosito, participaron en representación del intendente Facundo Prades, las Secretarias de Cultura, Deportes, Turismo y Juventud Prof. Claudia Rearte y de Desarrollo Social Andrea Paez.

Una gran cantidad de automovilistas partieron esta media tarde desde la Parroquia Virgen del Valle hacia Ramón Santos para traer a la ciudad a la Virgen. Luego de una primera parada en el Gorosito, se realizó una procesión hasta el Centro de Residentes Catamarqueños y de allí hasta la parroquia, donde se entronizó una de las imágenes.

Esta es una de las actividades propuestas por la Iglesia que incluyen misas, encuentro folclórico y festejos. Esta noche tuvo lugar un festival folclórico alusivo en el Complejo Deportivo Ing. Knudsen. Mañana domingo a las 11 horas en el mismo lugar será la misa central, posteriormente se compartirá un almuerzo en el Colegio San José Obrero. Por la tarde se realizará un homenaje en la cancha del Catamarca Fútbol Club y a las 16 hs. la entronización de la segunda Virgen en el Barrio 150 Viviendas.

Participaron de esta movilización los obispos de Río Gallegos José García Cuerva, de Comodoro Rivadavia Joaquín Lahoz y de Catamarca Luis Urbanc. Se sumaron al recorrido integrantes del Pedal Club y de Bomberos, para arribar todos juntos a la ciudad. En el centro, los católicos se congregaron desde temprano para vivir el emotivo encuentro.

En representación de la Municipalidad la Secretaria de Deportes, Cultura, Turismo y Juventud Claudia Rearte, expresó: “Como hace 40 años también la esperaban muchos feligreses y descendientes de Catamarca y gente del norte. Hay una emoción muy grande que corre por nuestros corazones, la sensación que se vuelva a repetir esto, que tengamos la visita del Obispo de Catamarca, de nuestra Provincia y de Chubut. El Intendente siempre predispuesto para que esto que es tan significativo en lo religioso en nuestra comunidad, lo acompañemos desde el Municipio”.

El Centro de Residentes Catamarqueños también formó parte de la organización de este hecho tan relevante para toda ciudad. En conjunto a la Supervisión de Cultura logró llevar a cabo con éxito las numerosas propuestas litúrgicas. “Lo más importante es el acompañamiento de la comunidad, este es un tinte diferente. Cuando lo estaban organizando el Padre Alejandro León decía que empezó como algo pequeño y se fue magnificando. Y eso ha sido porque cada uno de los feligreses logra que el esfuerzo sea un poco más aliviado, por esta alegría de poder recibir a nuestra querida virgen morenita”, sentenció la Funcionaria .

Comentarios

comentar