A fin de que cada institución maternal pueda crear un rincón de lectura para generar encuentros literarios con los niños y las familias, se gestionó desde la Supervisión de Jardines Maternales dependientes de la Municipalidad de Caleta Olivia la adquisición de libros que fueron otorgados a través del plan nacional de primera infancia.

En este contexto, y con el acompañamiento de la Secretaria de Desarrollo Social Andrea Páez, se convocó a todos los directivos de los jardines maternales municipales para realizar una entrega formal del material de lectura que proviene de la Subsecretaria de Primera Infancia dependiente de la Secretaria Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia. En el mismo sentido la Supervisora de Jardines Maternales Karina Barrionuevo, explicó: “estamos muy contentos por la obtención de este material, era algo que queríamos y nos estaba faltando, la idea es que cada  institución pueda crear dentro de su espacio  un rincón de lectura o una mini biblioteca para generar encuentros literarios. Teniendo en cuenta la necesidad de tener material bibliográfico  dentro de estas  instituciones, se generó una búsqueda y hoy se entrega a cada una de las instituciones setenta obras literarias, entre ellas de la editorial Santillana Kolihue, Norma y Alfahuara entre otras. También se entrega una guía básica y practica para el personal que trabaja directamente con los niños, para brindar un apoyo de orientación pedagógica. Este material habla sobre el cuidado y la atención del niño, alimentación, higiene, sueño, características evolutivas, juego individual y grupal y el lenguaje de la comunicación entre otros contenidos”.

Cabe mencionar que este Municipio se encuentra adherido al plan nacional de primera infancia desde el año  2016 gracias a la intervención y gestión del Intendente Facundo Prades; este material que se incorpora será fundamental para enriquecer la tarea desde el área. Sobre ello la responsable del área, agregó: “siempre fomentamos y promovemos la lectura como práctica de ejercicio diario y como un momento de recreación y encuentro, un momento de aprendizaje que contribuye al desarrollo del vocabulario, la adquisición de nuevos conocimientos y despierta el interés y el placer de la lectura en los niños, y no solo en los niños sino también se busca invitar a  las familias a que sean parte de esto. Lo creemos importante porque con esta nueva era digital no tenemos que olvidarnos que tenemos los libros y que su uso  es gratuito, accesible y que con el uso cotidiano y la práctica de la lectura seguramente esta herramienta va a formar personas pensantes y críticas”.

Comentarios

comentar