Dos caminantes de la ciudad hicieron cumbre en Salta y Jujuy

1936

Dos integrantes del grupo trekking Caleta Olivia coordinado por el profesor Daniel  Borquez completaron  un desafío  por los pies del Nevado de Chañi, una de las cumbres más altas del cordón Andino ubicada entre las provincias de Salta y  Jujuy.

Lidia Palacios y Alejandra Peralta fueron quienes llevaron adelante esta travesía que se extendió por 11 días. Comentaron que esta expedición no fue simplemente ponerse la indumentaria y caminar; se plantearon metas, planificaron largas jornadas de caminatas, preparación de alimentos, armado y desarmado de carpa y un sin fin de detalles que hicieron posible cumplir los objetivos.

El recorrido nació en las afuera de  Salta capital (San  Bernardo  De La  Zorra) Campamento ojo de agua desde  donde paso a paso los caminos se convirtieron en huellas que se internan en las montañas, eventualmente en la lejanía algún tímido poblador y los puestos de adobe con techo de paja.

Se continuó paulatinamente el ascenso ganando altura hasta llegar al séptimo día al REFUGIO MILITAR (clásica construcción de cemento y piedra) rodeado de las montañas que componen las diferentes cumbre del NEVADO DE CHAÑI.

Al día siguiente a la 02:30 hs se emprendió el asalto a cumbre llegando a los 5250 msnm de los 5986 msnm que tiene  su cumbre máxima. Cabe destacar que dicha cumbre representa un gran desafío no solo x la altura, sino también x el camino extenso a recorrer para llegar a este último suspiro de tierra elevable.

Al noveno día se inició el retorno  con largas  jornadas de caminatas, “donde empezamos a sentir  el desgaste y cansancio llegando al decimo día a MOLULO (gran Valle) inigualable en su belleza”, dijo una de las atletas y señaló: “se  concluyó el recorrido en VALLE LEON (pueblo pequeño) de la  sierra de San Salvador  De Jujuy”.

Ambas mujeres refirieron que  vivieron momentos cálidos junto a lugareños amantes de sus tierras quienes, “nos consideraron sus familias, haciéndonos  sentir cómodos, razón por la cual hace ansiar  siempre volver.  La experiencia resultó ser de alta exigencia física y mental, siendo  posible gracias a un entrenamiento supervisado de su profesor. Sin olvidar algunos amigos   que acompañaron durante toda la preparación física.  Trekking no solo representa una actividad deportiva y cumbres  montañosas,  sino va más allá permitiendo apreciar lo extraordinario que tiene nuestro país”.

Comentarios

comentar