Así lo sostuvo el diputado por el Pueblo de Río Turbio, en relación a la citación “de manera inexcusable” dispuesta por la Legislatura Provincial al Interventor Omar Zeidán.

Legisladores y jubilados esperaban reunirse este jueves con el funcionario nacional para destrabar la falta de el pago de los haberes compensatorios, suspendido desde Abril de 2018.

En el marco de la última Sesión Ordinaria de la Legislatura Provincial, por iniciativa de la bancada del Frente para la Victoria – Partido Justicialista, se resolvió citar “de manera inexcusable” a la Comisión de Desarrollo, Energía, Combustibles, Minería, Industria y Comercio – que se realizó este miércoles a las 11:00 horas – al Interventor de la empresa YCRT, Omar Zeidán.

Allí, se pretendía que el actual candidato a Diputado Nacional por el PRO, diera explicaciones respecto del reclamo que mantienen de manera sostenida los jubilados y pensionados de la empresa carbonífera sobre la interrupción del pago de sus haberes compensatorios por parte del Estado Nacional, suspendido en abril de 2018, afectando a casi a dos mil personas en edad avanzada.

A pesar de las distintas resoluciones de la Justicia Federal que ordenaron la liquidación de manera retroactiva de estos haberes, como respuesta a los amparos presentados por los propios perjudicados “Zeidán sigue haciéndose el distraído y no resuelve la situación de los jubilados y pasivos de la empresa”, señaló el diputado por el Pueblo de Río Turbio, Darío Menna, luego de agregar que “alarma su nivel de insensibilidad”.

Además, indicó que “este jueves debía venir a la Legislatura a explicar qué gestiones está llevando adelante para resolver la situación, y una vez más se ausentó”, teniendo en cuenta que “los jubilados vinieron esperando poder escucharlo, una vez más, y Zeidán nos dejó a todos plantados, como lo viene haciendo desde hace más de un año”.

Finalmente, el diputado del FPV-PJ consideró que “el destrato y el avasallamiento de este modelo de gestión que llevan adelante tanto Zeidán, como el Presidente Mauricio Macri, pergeñó este plan de destrucción sistemática del tejido social de las dos comunidades de la Cuenca, condenándolos a rogar diariamente ante organismos gubernamentales y judiciales para hacer valer sus derechos, sean estos jubilados como empleados en actividad”, alertando luego que “es imposible lograr la paz social, soslayando la dignidad de los trabajadores”.

Comentarios

comentar