Juan Araya y Justina Córdoba participaron de la transmisión

786

Juan Araya y Justina Córdoba de Funes también hicieron su aporte testimonial sobre el trabajo de la comisión en los 18 años.

Por su parte, Juan dijo se mostró «agradecido con ustedes que vienen a nuestra casa, es importante que se difunda siempre el trabajo» y agregó «soy uno desde el primer día cuando estuvieron las primeras comisiones, yo estoy de ese tiempo, hoy soy el primer vocal. Nací en Palo Blanco, vine en 1984, con 25 años. Tenía un hermano que me dijo que venga a trabajar en el petroleo, llegué y empecé a trabajar. Trabajé 15 días haciendo el 2 de abril y en entre al petroleo por 15 años, después y hasta hoy estoy trabajando en la municipalidad hace 20 años. Al principio me vine solo, estuve seis meses y traje a mi familia, con el correr del tiempo crecieron mis hijos, empezaron a formar sus hogares y hoy por hoy estamos todos bien».

Sobre su trabajo en la comisión y el correr de los años, Juan comentó que «es un orgullo grande desde que empecé a trabajar en la comisión, tener todo esto. Pase todas las etapas hasta que pudimos tener esto. Muy agradecido de toda la gente que colaboró con nosotros, porque muchísima gente colaboró. Muy rara vez me pierdo una feria de empanadas, colaboro siempre. El intendente actual nos dio una mano para terminar esto».

Para finalizar, Juan tomó la palabra para «saludar a todos los chicos que estuvieron con nosotros, que hoy tomaron otros rumbos, al muchacho Quinteros que fue integrante de la comisión y hoy es intendente de Palo Blanco».

Por su lado, Justina Córdoba de Funes contó que vino «de Palo Blanco y conocí a mi marido acá, que también era de Palo Blanco, nos conocimos en un velorio. Vine con el matrimonio del Dr. Almendra, ellos me trajeron, llegamos a Comodoro en barco y de ahí vinimos para acá».

Y agradecida agregó: «Tengo mi vida hecha en Caleta, hace siete años falleció mi marido, vivo con Miguel Ángel, mi hijo. Estuvimos más de 50 años casados, desde el 63. Desde que empezó la comisión estoy integrada, estaba Chaile, Pedro Delgado, nosotros hacíamos cenas, alquilábamos otras vecinales, otros lugares y hacíamos cenas. Mi esposo se integró después de que se jubiló, pero siempre fue socio».

Y finalizó contando que «hace dos años que no voy a Palo Blanco pero este año quiero ir, tengo sobrinas nada más allá» y saludando «a mis hijos y Caleta Olivia que nos dio tanta comunidad, por los hijos que han estudiado».

Comentarios

comentar