El próximo viernes 16 de Agosto se cumple un mes de un echo lamentable impactó en la comunidad caletense, cuando los vecinos se enteraron del fallecimiento de un nene de tan solo tres meses de edad. La familia realiza una convocatoria para esa fecha, a las 18 horas a los pies del Gorosito, invitando a toda la ciudad a sumarse por el pedido de justicia, para que este caso se esclaresca.

Joaquín tenía 3 meses y 20 días cuando los padres recibieron el llamado del Jardín Maternal ‘Arco Iris’, para enterarse de la noticia de que su bebé no se despertaba. Por Voces y Apuntes, pasaron la mamá, Gabriela Brandán y Alejandra Cárdenas, la abuela del pequeño para informar sobre la convocatoria, concentración en el Gorosito, para el pedido de justicia.

«El pedido es porque hace un mes, que se cumple el Viernes, que no tenemos a mi bebé. Es una concentración de manera pacífica a los pies del Gorosito, para saber qué pasó, todavía no tenemos mucho. Con respeto siempre y cuando el respeto por mi bebé que es un angelito. Con el apoyo de la gente para poner presión y que las cosas, por ahí a pesar de que la justicia es lenta y es entendible, se pueda trabajar bien y sepa la verdad, que es lo que nosotros queremos», dijo la mamá de Joaquín, «la causa está en secreto de sumario, no sabemos mucho y lo poco lo guardamos», agregó.

Por su parte, la abuela, Alejandra, dijo que esperan «que la gente acompañe en la marcha, estamos convocando, y nada más que pedimos justicia, sabemos que es lenta pero vamos a seguir. Va a pasar un mes y el dolor sigue estando, ya no tenemos a Joaquín, es difícil, es duro y tenemos que continuar. Entiendo a todas las personas que mandas a sus hijos al jardín y dan toda su confianza a esas personas, nosotros también confiamos y lo único que pedimos es justicia, queremos saber que pasó. Sabemos que hay cámaras, todavía no tenemos nada. Solamente pasaron 30 minutos que mi hija dejó a su bebé y la llamaron para darle la noticia que su bebé no se despertaba. No sabemos si fue así, no sabemos nada, mi hija cuando llego, su bebé ya estaba muerto. No había ambulancia, no había policía, nada».

«Cuando llegué mi hijo estaba sin signos vitales», contó Gabriela, «lo dejé y me llamaron a los cuarenta minutos, no había una ambulancia, no había nada, estaban sólo ellos. Él estaba en brazos de una persona de ahí. Lo llevé despierto, sonriendo, el estaba bien. La foto que se viralizó es porque es la última que le saqué».

Escuchá la nota completa:

Comentarios

comentar