La Diputada Nacional Roxana Reyes presentó una nueva denuncia para solicitar que se investiguen las irregularidades y las violaciones normativas en la obra pública que lleva adelante el Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Provincia.

Para la Legisladora existen ciertos deberes y normas cuyo cumplimiento deben garantizar los funcionarios públicos a cargo del IDUV, a la hora de realizar la adjudicación y la contratación de empresas.

“En el caso puntual las normas presuntamente omitidas tienen que garantizar el respaldo de las empresas ante su incumplimiento, concretamente, su capacidad de ejecución de obra, por lo que su inobservancia es susceptible de causar un daño patrimonial al Estado. Debemos prevenir y evitar que se de una nueva cartelización de la obra pública, exigiendo que se respeten los límites de capacidad de obra de las distintas empresas”, sostuvo la Diputada.

“Las obras se pagan con el dinero de todos nosotros y no podemos permitir que se antepongan intereses particulares a los intereses de los ciudadanos y se privilegie a empresas que no cumplen con las condiciones para ser adjudicatarias porque no tienen la capacidad técnica para hacerlo”, sentenció Reyes.

Cabe destacar que esta nueva denuncia se suma a las que se le han hecho al IDUV por sobreprecios en la cancha de futbol “Nora Vera” y el nuevo edificio del Instituto en Gallegos. Este último iba a costar 28 millones de pesos inicialmente pero terminó costándole al Estado más de 100 millones de pesos. Ni hablar de la rotonda de acceso al Barrio San Benito por la que se pagaron 6 millones de pesos y finalmente fue Vialidad Provincial quien terminó haciéndose cargo de la misma.

“Nuestra provincia está llena de éstas obras misteriosas por la que se pagan dinerales y nunca se terminan, obras minadas de incumplimientos que perjudican en definitiva a los vecinos a quienes no sólo le roban descaradamente sino que nunca ven una obra terminada”, finalizó.

Comentarios

comentar