Daniel Gardonio cuestionó el uso de los fondos del fideicomiso UNIRSE, que aportan las Mineras, sin control para gastos corrientes. Dijo que debían invertirse en el desarrollo productivo de la provincia.

En los últimos día se conoció la grave información de que el Gobierno de Alicia Kirchner utiliza los fondos provenientes del fideicomiso UNIRSE sin control y desviando su destino original, aplicando una asignación de los recursos totalmente arbitraria.

Sólo el 3,5% del total de los fondos fueron utilizados para impulsar el desarrollo productivo de la provincia, lo que era el objetivo primordial de este programa. Mientras que el 75% de estos fondos se utilizó para financiar gastos corrientes comunes.

«Hay un mal uso de los recursos, lo que genera un desvío de fondos que deberían ser destinados a programas productivos y al impulso de las industrias en nuestra provincia pero el Gobierno de Santa Cruz usa los recursos del programa UNIRSE para financiar gastos corrientes, y claramente ese no fue el espíritu para el que fue creado el programa”, sostuvo Gardonio.

El Diputado ya había denunciado que el Gobierno Provincial usa los fondos del programa UNIRSE para el pago de Gastos Corrientes. Lo hizo desde su banca en la Legislatura Provincial donde defendió los intereses de los santacruceños y cuestionó el uso de fondos del Presupuesto Provincial sin control.

El Fondo Unirse es un fideicomiso que se nutre de aportes de distintas mineras que operan en Santa Cruz, y tenía el objetivo de financiar actividades productivas en toda la provincia.

“El Gobierno Provincial usa los fondos de este programa a gusto y placer, y lo hace sin tener en cuenta ningún criterio lógico que permita generar empleo, desarrollo ni mejorar la situación económica de la provincia», remarcó Gardonio.

El Legislador ya había cuestionado en reiteradas oportunidades la situación del Programa UNIRSE, mediante el cual el Gobierno de Alicia Kirchner realiza la mayoría de las inversiones del Estado, evitando así el control del Tribunal de Cuentas, toda vez que se trata de un fideicomiso que queda exceptuado de los organismos de contralor.

Desde el radicalismo remarcaron que se han utilizado fondos de este programa para afrontar desde el pago a beneficiarios de planes sociales y cooperativas hasta la compra de indumentaria para la policía provincial, cuando por Ley está establecido que ese tipo de gastos están prohibidos.

“Los fondos de UNIRSE deberían utilizarse para obras provinciales y municipales, no para el pago de gastos corrientes. También debían ser usados para fomentar actividades productivas y mejorar las condiciones económicas de la provincia, pero este Gobierno consolidó un uso clientelar de estos recursos, destinando a pagar gastos de funcionamiento y obras que nada tienen que ver con el espíritu que creó este programa», remarcó Gardonio.

Cabe mencionar que no hay transparencia en el funcionamiento ni manejo de los fondos de este fideicomiso y que pese a los reclamos planteados por Gardonio y otros legisladores en la Cámara de Diputados, el Gobierno Provincial jamás tomó medidas para transparentar el uso de estos recursos.

El Gobierno de Santa Cruz había presentado a UNIRSE como una herramienta para impulsar “proyectos productivos y de inversión tecnológica que contribuyan al desarrollo sostenible de la provincia.”

Para Gardonio está claro que el aporte de empresas mineras que extraen recursos mineros no renovables debería servir para potenciar y garantizar la generación de proyectos productivos y económicos que fomenten la creación de valor en los productos naturales de nuestra provincia, que creen desarrollo y fomenten la innovación para mejorar la productividad en Santa Cruz.

«Son fondos extraordinarios que tenemos por única vez y que debemos invertir muy bien para crear trabajo y desarrollo duradero y sustentable en toda la provincia», dijo Gardonio, al tiempo que agregó: «Si gastamos estos recursos mal no tendremos segundas oportunidades.»

Comentarios

comentar