Esta vez, la propuesta de aprendizaje giró en torno a “Alimentación Complementaria” y estuvo a cargo de la Licenciada en Nutrición Gisela Ríffel quien trabaja a diario junto a los Jardines Maternales Municipales monitoreando la elaboración de cada menú contemplando las diferentes edades de los niños.

De la actividad participó personal de cada uno de los jardines, “Sagrada Familia”; “Casita de Amor”, “Mis Primeras Huellitas”; “Manchitas  de Colores”; “Monoliso” y “Manitas Traviesas”. En este contexto, Noemí Quinteros Supervisora de Jardines de Maternales, explicó: “buscamos concientizar a las familias sobre la alimentación de los niños respecto a lo que comen en casa y en el jardín, sacar la sal, el azúcar, evitar la incorporación de golosinas y gaseosas para tratar de tener una alimentación saludable. Esta es una capacitación más de todas las que venimos realizando desde la Supervisión”.

La alimentación complementaria hace referencia a los alimentos que se suman a la leche materna, pero no la sustituyen y que los niños deben incorporar llegado el momento. La responsable del taller, Licenciada Gisela Riffel, señaló: “desde principio de año hemos dado una vuelta en el enfoque de la alimentación de los niños en el Jardín Maternal, creemos que la alimentación complementaria es sumamente importante ya que comprende los primeros mil días del niño, es decir el embarazo y los primeros dos años de vida. Hablamos de la incorporación de los alimentos desde los seis meses, explicando que es lo que se incorpora en cada mes, siempre acompañando desde el jardín como se va progresando en la casa, también de cuales son los riesgos de introducir alimentos ante esta edad y cuáles son las carencias si no lo hacemos, qué alimentos estamos introduciendo desde el jardín maternal y cuales no por ejemplo, sal y azúcar brindando herramientas para que ellos puedan también explicar a los papás el porqué. Recalcamos también la importancia de la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses y a partir de allí comenzar la alimentación complementaria, no sustituyente de lo que es la lactancia materna entre otros temas y la participación fue muy buena. Estoy muy agradecida a las Supervisoras de los Jardines Maternales que siempre están queriendo mejorar, al igual que las educadoras, cocineras, y Directoras por la buena predisposición”.

Al concluir el taller desarrollado en instalaciones del SUM del Centro Integrador Comunitario del B° Rotary 23, desde la organización informaron que se trabaja para lograr esta misma propuesta junto a los padres de los niños considerando que el abordaje de esta temática debe iniciar en cada uno de los hogares para lograr resultados aún más positivos.

Comentarios

comentar