El vicegobernador de la provincia, Dr. Pablo González ofició de moderador en la apertura del Ciclo de Debate de Formación Política realizado en la sede de UPCN de esta capital que en su primera edición tuvo como protagonista al pre candidato a presidente Alberto Fernández, acompañado también por la gobernadora Alicia Kirchner.

Hoy por la tarde, en las instalaciones de UPCN en Río Gallegos, se llevó a cabo la primera edición del Ciclo de Debates de Formación Política que impulsa y organiza el vicegobernador Pablo González. Tal como estaba previsto desde hace varias semanas, el orador fue el precandidato a presidente Alberto Fernández, quien llegó a la ciudad capital en horas de la mañana con una intensa agenda de actividades.

El salón de usos múltiples de UPCN se vio colmado por más de 700 personas mientras que afuera se reunieron varios cientos de militantes de distintas unidades básicas y espacios políticos que siguieron las instancias de la disertación a través de una pantalla gigante.

Intendentes y concejales de toda la provincia, funcionarios, diputados provinciales, referentes políticos, la gobernadora de Tierra del Fuego Rosana Bertone y el Intendente de Ushuaia, Walter Vuoto, el diputado provincial de Tierra del Fuego Martín Pérez, el intendente de Comodoro Rivadavia Carlos Linares, además de vecinos e invitados especiales, escucharon las disertaciones del ex funcionario nacional y de la gobernadora, quienes iban respondiendo a las consignas que planteaba el vicegobernador González en su rol de moderador.

Pensar el futuro

Para comenzar, Pablo González llamó a recordar el pasado y comenzar a pensar el futuro de cara a una nueva elección nacional donde la fórmula del PJ estará encabezada por Alberto Fernández, junto a Cristina Fernández de Kirchner.

En el recuerdo de lo que fue la asunción de Néstor Kirchner, en el 2003, Alicia Kirchner confesó que la situación en ese entonces era “desesperante” y calificó como una “tremenda presión” el asumir la conducción nacional ante aquella situación, rescatando que en esa oportunidad había un gran equipo.

Dijo que en 2003 se pudo salir adelante por el trabajo desde la unidad, porque “muchos hablan de eso pero después no se plasma en resultados”. “Yo no empecé bien en nuestra provincia” recordó, pero destacó que se buscó “lo que nos unía, porque a Santa Cruz hay que sacarla adelante con todos los santacruceños, porque es la única manera de salir adelante, más allá de los pensamientos diferentes, porque mientras más heterogéneos, mejor nos sales las cosas”.

Por su parte, el precandidato a Presidente de la Nación y ex Jefe de Gabinete de Néstor Kirchner, recordó el momento en que Carlos Menen se bajó de la segunda vuelta donde la jugada era dejar si más votos que aquel 22% y “después se convirtió en el gobierno popular y mayoritario en que se convirtió”.

Hizo un repaso de la tarea que realizaron con Kirchner en el armado de aquel gabinete nacional: “El día que asumimos había 80 mil cortes de calle, donde uno de cada cuatro argentinos no tenía trabajo, la Justicia era la de aquella mayoría automática entre otros aspectos de aquella realidad”.

“La verdad es que Néstor Kirchner fue el mejor presidente que tuvimos”, dijo y destacó además la impronta de trabajo que le ponía a su gestión.

Situación peor

En cuanto al actual panorama, remarcó que “la situación ahora es peor que aquella, porque llegamos luego de que Duhalde apagara el incendio. Nosotros llegamos para ver las cenizas pero él había apagado las llamas y eso debemos reconocérselo”.

En 2003 la deuda con el FMI era del 10% mientras que hoy llega al 30% y frente a esto, “no vamos a poder cumplir con los pagos si no logramos que quienes están buscando trabajo vuelvan a trabajar, generar consumo y poner en movimiento una economía en recesión, tenemos que agudizar el ingenio para resolverlo, pero tengo la tranquilidad de que es un camino que ya recorrí y lo saben todos los que estuvieron con nosotros en aquel tiempo, lo sabe Alicia que estaba allí”, analizó Fernández, al tiempo que agregó que “para salir tenemos que aprender mucho de lo que hicimos, me gusta esa consigna de que vamos a volver, porque necesitamos esa fuerza, pero volveremos para ser mejores”.

“Ser mejores que Macri no cuesta nada, el desafío es que tenemos que ser mejores de lo que fuimos. Perdimos tres elecciones y tenemos que revisar lo que hicimos y buscar la respuesta a lo que debemos hacer”, afirmó.

“Lo bueno de este tiempo es que a Cristina y Alberto les paso lo mismos que a cualquier argentino, nos peleamos por diferencias políticas, la diferencia es que nosotros salíamos en los diarios. Hoy tanto yo como ella revisamos todo lo que pasó, que la Argentina es otra y el mundo y el país no es el mismo, para mí lo importante es que recuperé a una amiga. Lo bueno es que Alberto y Cristina volvieron a armar un equipo para mejorar lo que paso”, agregó el precandidato a presidente.

“Otra cosa a revisar es dejar de mirarnos el ombligo y comenzar a llamar a todos, porque la Argentina que se viene nos necesita a todos. Yo no siento que estemos en una grieta sino que entramos en el juego de la soga, donde la fuerza de unos hay otra que lo resiste y el efecto que tiene es que seguimos parados en el mismo lado y lo que debemos hacer es tirar todos para un mismo lado, porque si el empresario gana, hay trabajo y si hay trabajo, hay salud y educación para todos”, dijo Fernández, a la vez que convocó a estar todos juntos y reconstruir el país que han destruido: “olvidemos las pequeñas cosas para armar un futuro con todos”.

Unidad

“Nuestros mejores años fueron cuando venían los radicales, socialistas, independientes y seguían siéndolo mientras trabajaban con nosotros. En la diversidad crecimos, pero cuando se homogeneizó comenzamos a tener problemas y eso es algo que tenemos que cambiar”, analizó, agregando luego que “yo aprendí que la Argentina no es federal, es tremendamente unitaria. Cuando se concentra el poder en Buenos Aires, es allí donde se decide quien se desarrolla y quien no y eso debemos cambiarlo”.

Remarcó que en la inmensidad de nuestro país hay que federalizar el desarrollo: “si queremos un país integrado debemos pensar en un país que tiene que crecer y en el caso de Patagonia, que nuestros hijos se queden en la región y la hagan crecer”.

En el caso de Santa Cruz, dijo que Alicia recibió una provincia en estado grave y lo resolvió de manera impresionante y ello se logró con unos de los genes de los Kirchner, que es el apego al trabajo pero la otra causa fue el no endeudarse en este tiempo donde muchas provincias lo hicieron y Alicia logró estabilizar las cuentas públicas por la buena administración que llevó adelante.

En cuanto a los índices provinciales, habló de la baja en 4 puntos de la mortalidad infantil y que además creció la recaudación y, como remarcó Alicia, “todo esto sin dejar a nadie al costado ni en el camino”.

Destacó Alberto Fernández que en la región, creció Vaca Muerta y eso gracias a lo que comenzó a gestar Cristina: “Aquí el gobierno nacional no deja terminar la central térmica de Río Turbio, paralizaron la construcción de las dos centrales térmicas, recortaron los vuelos y es más grande la lista. Tenemos muchas oportunidades que no podemos desaprovechar y en el caso de Vaca Muerta hay un gran recurso, al igual que en el macizo del Deseado, donde al parecer hay una segunda reserva del nivel de Vaca Muerta que hay que explorar y desarrollar. O Desarrollar industrias como la del silicio, que hoy vendemos y lo volvemos comprar en paneles solares en lugar de construirlos”.

Dijo que es necesario un desarrollo y trabajar para hacer crecer a la Argentina y dentro de ello a la Patagonia. En relación al carbón de Río Turbio, dijo conocer muy bien la situación que se vive y que comenzará a cambiar a partir del 10 de diciembre.

A los jóvenes

“Una de las cosas que tiene Cristina es que convoca a la juventud y allí está el germen de nuestro futuro”, dijo Fernández, agregando que “me preocupa mucho que alumnos míos se reciben y me piden trabajo y me preocupan las colas en los consulados para irse. Para mi es una enorme preocupación y lo que les cuesta crecer y desarrollarse. Debemos darles oportunidad a los jóvenes y debemos trabajar para que puedan desarrollarse y crecer en el lugar donde nacieron”.

“Hay un millón de jóvenes que no estudia ni trabaja y eso debe avergonzarnos, no hubo un gobierno más progresista que el de Cristina, que fue la que más amplió derechos en nuestro país”, dijo y contrastó eso con la cantidad de jóvenes que hoy se quieren ir del país: “cuando asumimos con Néstor pusimos en Ezeiza un cartel que nos regalaron que decía: No te vayas que viene Néstor. “Hoy les decimos, no se vayan que viene Alberto y Cristina”, dijo finalmente el precandidato a presidente. Finalizado el evento, Fernández, junto a Alicia y a Pablo González, salieron a la calle a saludar a la militancia, a quienes agradecieron el apoyo y pidieron continuar trabajando entre todos para recuperar el país apoyando la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Fernández.

Comentarios

comentar