Ayer a las 4 de la madrugada se encontró a un oficial de policía gravemente herido en la calle Gregores y 9 de Julio de la ciudad de Pico Truncado. Se está investigando como se sucedieron los hechos.

El joven tiene varios cortes es la cabeza, fractura de mandíbula y la casi segura pérdida del globo ocular, la violencia del acto quedo retratada en la escena, todo el interior del habitáculo del vehículo Megane lleno de sangre, la luneta rota, el paragolpes arrancado, un caño con manchas hemáticas, presumiblemente este es uno de los elementos usados para la brutal agresión.

Según los pocos datos que pudo aportar el efectivo que hace 5 meses egreso de la Escuela de Policía y cumple funciones en la Seccional Segunda de la localidad, mientras se desplazaba por la calle Gregores fue seguido e interceptado por varias motos y por lo menos un vehículo. Cuando se detiene porque lo «Encierran» le abren la puerta, sin mediar palabras ni darle chances a bajarse lo empiezan a golpear entre varias personas.

Una versión da cuenta que el policía habría chocado o rozado un auto estacionado y arrancado un canasto, producto de esto fue “corrido” por los damnificados y ajusticiado, sin embargo no hay ninguna denuncia al respecto de algún incidente vial hoy a la madrugada a esa hora.

Independientemente de si paso o no, la causa que si se instruye es por “Lesiones Graves” que podría variar a si se comprueba la participación de varios individuos a “Tentativa de Homicidio”.

Con respecto a la herida ocular, hasta el momento los facultativos del Hospital de Caleta Olivia Pedro Tardivo donde fue derivado, todos los pronósticos son adversos.

Otra preocupación derivada de la situación era si el efectivo portaba el arma reglamentaria, se pudo comprobar que el policía la deja en la Comisaria cuando esta de franco.

Fuente: La Opinión Zona Norte.

Comentarios

comentar