A pocos días de celebrarse el centenario del nacimiento de la mujer política más trascendente de la historia de nuestra nación, el movimiento SER Mujer honrando la vida, obra y legado eterno de Eva Perón, en un emocionante acto, inauguraron un mural conmemorativo en de peronistas que buscan ver amanecer una nueva Santa Cruz.

“Lo que se construye con las manos del amor no puede destruirse con las del odio y el rencor”, señaló Soloaga.

A horas de aquel homenaje ‘manos anónimas’ violentaron un símbolo que contiene a millones de argentinos a lo largo de toda la historia y que han pretendido deshonrarlo de una manera repulsiva e inaceptable para la vida democrática.

La pintura de Evita que fue vandalizada.

Una vez más, ante un hecho que no debe bajo ningún motivo silenciarse, el Presidente Comunal de Cañadón Seco alzó su voz manifestando su total y absoluto repudio “Con este acto de violencia simbólica hacia la figura de Evita, quien supo sentir el dolor intenso en el alma, por el dolor de las injusticias de los más humildes, los mediocres no lograrán otra cosa que potenciar más la fuerza reivindicativa colectiva”.

Un día como hoy, dónde el gobierno nacional anunció la quita de uno de los derechos consagrados por la figura de Eva Perón hacia las mujeres trabajadoras amas de casa, Jorge Soloaga se suma al repudio colectivo, no sólo de la comunidad peronista, sino de todo el pueblo y de las mujeres reivindicando su legado inmortal: “Justicia social, el grito sagrado de esa voz suprema de la Argentina. No hay, ni habrá fuerza capaz de doblegar a un pueblo que tiene conciencia de sus derechos. Evita: nuestra abanderada de los humildes, hace 100 años naciste para no morir jamás”.

Comentarios

comentar