A pesar de los pedidos jurídicos, legales y socialmente legítimos de Jorge Soloaga a Sinopec las relaciones institucionales cada vez se tensan más. Es que la operadora China, una de las más grandes del mundo lejos de buscar cumplir con sus obligaciones en el territorio con respeto y responsabilidad social respondió mediante una nota firmada por su representante legal pretendiendo amedrentar a la iniciativa presentada por el mandatario comunal.

Jorge Soloaga, quien lleva la posta en materia Hidrocarburífera como impulsor de la Ley de Emergencia Petrolera para defender dentro de las instituciones democráticas los derechos ciudadanos, ambientales y de los trabajadores en las últimas horas respondió exigiendo la rectificación de las calificaciones realizadas ya que “sólo dan cuenta del desconocimiento de las legislaciones vigentes y una vez más nos faltan el respeto subestimando el poder de la ciudadanía en rectificar y/o rechazar la licencia social”.

Producto de los graves incumplimientos, Soloaga solicitó los balances corporativos económicos y financieros de los últimos 10 años en legítimo derecho como autoridad comunal y del Consejo Provincial Hidrocarburífero anunciando un histórico proceso de Consulta Pública para la renovación y/o quite de la Licencia Social a través de su programa de responsabilidad social.

La puesta en jaque a la operadora, en esta oportunidad suma un duro revés ya que la empresa está sujeta a la revisión, renovación o rechazo de su licencia social ante los próximos procesos de renovación de las concesiones petroleras.

Ante la perspectiva drástica de agotamiento, desinversión y errática trayectoria de las políticas de inversiones en el corto plazo, Jorge Soloaga vuelve a marcar la agenda petrolera para los próximos días donde Sinopec como uno de los principales “vecinos corporativos” del sector Hidrocarburífero deberá demostrar que está a la altura de las circunstancias o si pasará a la historia como una empresa que le dió la espalda a las comunidades locales.

Comentarios

comentar