Reconocida en toda Latinoamérica, Tayhana la joven artista musical electrónica, nacida y criada en Caleta Olivia, tras realizar una gira por  Colombia, Ecuador, Chile, Bolivia y Argentina se prepara para hacer vibrar el Lollapalooza sin ataduras de ningún tipo. Tayhana es su nombre artístico y su presencia emana buena vibra, de mirada cálida y de pocas palabras, esta latina participó de los principales eventos de música electrónica del mundo.

Actualmente en Caleta Oliva donde disfruta unos días de descanso ya que se encuentra radicada en Méjico desde hace un par de años, Melody su nombre de pila, se prepara para participar este 31 de marzo de uno de los festivales más grandes  como es el Lollapalooza y días atrás tuvo un presentación en New York en un evento organizado por CITY GHE20G0TH1K.

Esta artista musical electrónica nació y creció en el barrio Mar del Plata, donde año tras años las esperan sus abuelos Juan y Cesar y su mama Erica y el resto de la familia que siguen cada uno de sus pasos y disfrutan sus logros.

Tayhana es su nombre artístico y su presencia emana buena vibra, de mirada cálida y de pocas palabras, esta latina participó de los principales eventos de música electrónica del mundo. Para ella, la pista de baile es un espacio político, donde cada persona debería poder desenvolver sin ataduras de ningún tipo, sin importar clase social, sexualidad, raza o identidad de género.

En ella hay una búsqueda constante del espacio personal a partir del beat, que permite al ser humano expresarse a través del cuerpo, bailando. Sin embargo, la suya no es una propuesta que se detenga exclusivamente a explorar los límites musicales del entorno individual, sino que se plantea también la existencia en colectivo, así como sus múltiples problemáticas. Puede verse entonces que en su música hay una doble naturaleza, una dualidad que dialoga: ésa de la búsqueda de un espacio personal, en el cual el individuo pueda desarrollarse y encontrarse libremente, pero también, ésa de la identificación de las porosidades de la realidad social, que lastiman y adolecen tanto a las minorías marginadas.

Reggaetón, cumbia, funk, y otras maneras de expresión que se originan de la cultura popular pesada, confluyen en Tanhaya. Se trata de reunir distintas perspectivas para generar una propuesta propia, desde las mezclas, desde el beat, desde la electrónica. Ella no pretende hacer una puesta en escena al presentarse, sino demostrar lo que hace desde su propuesta en sí misma: desde la música. En ese sentido, la música de esta DJ argentina es un reflejo de la contemporaneidad: múltiple, diversa, plural —y profundamente marginal.

Comentarios

comentar