Denuncian por abuso de autoridad al Juez Olivera

2789

Lo hizo el Juez de Cámara en lo Criminal Jorge Omar Alonso quien subrogó al Juez Juan Pablo Olivera y la  denuncia es por un delito de acción pública y abuso de autoridad. Lo acusan de ordenar tareas fuera del horario laboral mientras se encontraba de licencia y sin facultades para poder hacerlo.

Este medio tuvo acceso a la denuncia en la que en sus párrafos centrales se destaca que los hechos “ocurrieron el 22 de noviembre de 2018 cuando el presidente de la cámara se encontraba en uso de licencia desde el 21 al 23 de ese mes” y el doctor Alonso en carácter de subrogante  se hallaba interinamente a cargo de la presidencia y por ende en uso de las facultades que ello implica. “En tales circunstancias el doctor Olivera mediante mensajes de whatsapp que le envío a la doctora María José Garrido,  secretaría  de la secretaría de Ejecución de esta cámara “le ordenó que diera aviso a las autoridades de la alcaidía local que a las 16 horas del día viernes 23 se presentaría  él y que ella debía acompañarlo y otra persona que daría una charla informativa a los internos sobre prevención en el contagio de VIH sida,  al responderle la señora Garrido que podía avisar a las autoridades de la alcaidía pero que ese día ella no podría acompañarlo por haber asumido otro compromiso con anterioridad y si podía subrogarla la otra secretaría de Cámara pero según consta en la denuncia, Olivera le dijo  que  no estaba preguntando si podía sino diciéndole que debía hacerlo”.

“De esa actividad que el Doctor Olivera dispuso por su única y exclusiva decisión en violación a lo previsto en el artículo 41 de la ley 1 , me entero por la doctora Garrido que no era una actividad que estuviera programada y agendada” continúa el textual de la denuncia “lo hizo mientras se encontraba de licencia y sin facultades para poder hacerlo lo que constituye una clara usurpación de funciones en el plano administrativo que atenta contra el buen funcionamiento del servicio de la justicia. Era una actividad no programada, en horario inhábil y sin mi consentimiento” recalca Alonso en la denuncia.

Además dejo asentado que al pedirle explicaciones a Olivera este le respondió que entendía  “que es más importante inspeccionar una alcaidía que organizar una fiesta de jubilación, tenemos dedicación exclusiva y es nuestra función asistir” y luego le envió una fotografía de la nota enviada  al tribunal de justicia que se reintegraba a sus funciones   el día 23 a las 8 horas en ocasión del juramento del doctor Albarrán y las actividades  a desarrollarse en la alcaidía local en horario de la tarde”.

“En los tres años  que llevo desempañándome como Juez de Cámara,  Olivera nunca programó ni realizó ninguna inspección o concurrió a ninguna dependencia con internos de la localidad” dice la presentación que marca como excepción una oportunidad  “de acompañar a la profesora Eli Pintos  a dar un curso de RCP que lejos está de ser un acto procesal y ocurrió el día jueves 21 de junio y durante esa oportunidad lo acompaño Garrido”.

De igual modo en la presentación se detalla que para el día 15 de noviembre  “víspera del asueto por el día del empleado judicial estaba programada una audiencia de omisión de debate , presidida por Olivera y me entero por Garrido que Olivera había suspendido la audiencia por imposibilidad de conformar un tribunal, le pregunté porque no podía conformar el tribunal y me dijo que iba a estar en Caleta a lo que le dije que yo era su subrogante y que si podía hacerlo, respondió que él era el presidente de la cámara y que si podía hacerlo y que no quería dejarle trabajo como si fuera un favor, además que era una causa menor”.

 

El   día 23 de noviembre “no  era un día como otros ya que  estaba programada la toma de juramento del Doctor Mario Albarrán para asumir el cargo de Juez de Cámara que se encontraba vacante   en un  acto a realizarse al 12.30 en la cámara penal y que sería encabezado por la presidente del Tribunal Superior   de Justicia, las invitaciones habían sido cursadas a Magistrados, funcionarios, autoridades policiales a través de correos electrónicos y luego habría un ágape y  esto no era desconocido por Olivera ya que la semana anterior Albarrana en una visita a la cámara  lo había comentado” y además  “para la noche del viernes  y con mucha antelación se había organizado una cena para homenajear a Pablo Palacios por su jubilación, organizado por las doctoras Álvarez y Garrido. Olivera como tantas otras personas que habían trabajado con él estaba invitado y no desconocía el evento” y “ambos eventos son únicos e irrepetibles en la vida de sus protagonistas  por lo tanto la actividad que pretendía realizar Olivera debía al menos postergarse para analizar juntos los motivos y  procedencia”, continua el escrito de la denuncia.

“Olivera continuo ignorándome y evito hablarme y siguió acosando a la doctora Olivera y en otro claro acto delictivo de abuso de poder le ordenó al médico forense Marcelo Ocampo, que constatara su estado de salud para lo cual el medico se constituyó en el quincho de judiciales donde se realizaría la despedida de Palacios y para  esta situación bochornosa, denigrante e ilegítima , no existía ningún motivo lógico y legal para que Olivera actuar de esa manera, Garrido no pidió licencia por enfermedad y ese día cumplió con su obligación de ir a trabajar” se detalla.

En otro párrafo se deja constancia que el comportamiento de Olivera “encuadra más en la conducta de un psicópata que en la de un magistrado, ha demostrado una conducta manipuladora, irresponsable, mendaz, acosadora, con una marcada falta de empatía y respeto hacia las personas, y un egocentrismo exacerbado”.

“A mi juicio tenían por objeto imponer su voluntad sobre la ley, los reglamentos, la voluntad de sus pares y subalternos  boicoteando el ágape de Albarrán y la cena de Palacios a la cual concurrió como lo hace un  pirómanos a contemplar su incendio” continuó el denunciante  al indicar que no es la primera vez que exhibió un comportamiento similar”.

En la presentación sostiene que Olivera debería haber  avisado a los jueces subrogantes de la suspensión de la licencia para que depusieran de su tiempo y enterarse de las novedades durante su ausencia, no necesitaba suspender  la licencia para concurrir al acto del Juez Albarrán, no era necesaria la presencia de una secretaria en la charla de la alcaidía” al dejar asentado en la denuncia que si bien intento hablarlo “me evadió y se evadió del edificio  pidiendo  que la próxima vez le habla desde mi correo” y ante la situación “continuo subrogando   hasta tanto no reciba comunicación oficial para mi continua de licencia”.

Comentarios

comentar