Gabriel Ruiz, abogado y docente de la UNPA-UACO, nació en nuestra ciudad y se crió en Pico Truncado, de grande pudo irse a estudiar a la capital nacional y egresar en la carrera de abogacía, en el 2008 “comencé a ejercer mi profesión en Caleta, me críe acá pero viví mucho tiempo en Truncado y después en Buenos Aires hasta que en 2008 la familia decidió venirse al sur. Para mi esposa era la aventura de venirse a vivir al sur”, cuenta, “la materia que más trabajaba y trabajo que es el derecho laboral me permite trabajar en Las heras, Truncado y Caleta, zona norte de Santa Cruz que es la zona que más ocupo”.

Gabriel se acercó a Voces y Apuntes en los estudios de Frecuencia Patagonia para plantear sus ideas en cuanto a las ideas políticas y situaciones que se viven en Caleta o toda zona norte de Santa Cruz: “hay que hacer un gran replanteo de estas ciudades de zona norte,  y particularmente de Caleta Olivia que es la puerta a Santa Cruz. que son ciudades campamentos, son ciudades que crecieron en el marco de la industria petrolera, se establecieron como un acompañamiento a la gente que venía a trabajar en el petroleo y se construyeron como campamento. Nunca se generó la identidad de ciudad con espacios públicos lindos, confortables, con servicios. Tenemos un montón de déficit de servicios parecido a esos campamentos” y agregó que “hay que replantearse en que ciudad queremos vivir, vivimos en un lugar que desborda riquezas”.

‘¿Cuál es el paso que hay que dar para que dejemos de ser ciudades campamentos?’, le pregutaron a Ruiz a lo que contestó que lo que falla “es la planificación, hay una degradación institucional. La planificación y la identidad local, hay que replantear qué rol queremos los ciudadanos para Caleta, es muy difícil si el estado no participa en eso”.

“Existe un diálogo político que está cortado institucionalmente y todos hacen monólogos, no les importa la realidad del otro. Hoy la ciudad está muy precarizada, zona norte lo está y esa realidad es la verdad”, opinó Gabriel en cuanto a las internas políticas que manejan el gobierno de Caleta, “los políticos no escuchan a la gente, se piensan que regalar pelotas es escuchar a la gente y hacer política. Todos los actores debemos opinar, uniones vecinales, clubes de fútbol. Hace 25 años se corta el agua todos los meses, con esto entiendo que los políticos no escucharon a la gente”, dijo entre otros puntos el abogado.

Además, Gabriel agregó que “si logro armar un equipo de gente nueva que quiera proponer un análisis profundo del rol político. Hay que renovar la mayoría de los equipos políticos que hay en este momento, con gente nueva, que ame la ciudad, para que llegue a ser lo que era hace muchos años, cabecera de zona norte, no puede ser que uno vaya a la obra social y la respuesta esté en Río Gallegos”.

Escuchá la nota completa:

AUD-20190320-WA0007

Comentarios

comentar