En horas de la tarde de ayer un grupo de personas se acercó al hospital seccional local portando un bebé recién nacido en sus brazos, expresando que la madre había tomado la decisión de entregarlo.

Ese accionar dejó atónito al personal que se encontraba en esos momentos cubriendo su turno en el nosocomio, quienes rápidamente le dieron al pequeño la atención necesaria.

El bebé, de sexo masculino, se encuentra estable y en permanente cuidado de los profesionales de la salud, que ante lo ocurrido, rápidamente dieron aviso a las autoridades competentes.

Se espera la decisión de la justicia, que ya está actuando en el caso y también tomó conocimiento de este hecho la Secretaría de la Familia de la municipalidad local.  

Fuentes: Dirección del Hospital Local/Diario Digital Utopía

Comentarios

comentar