Lo manifestó la presidenta del Honorable Tribunal de Disciplina, Marisa Oliva, quien además destacó las acciones que se concretaron a lo largo de este año como así también remarcó la importancia de contar con una institución de estas características en la provincia.

“Estamos finalizando un año en el que cumplimos básicamente la labor que se nos encomendó desde el Art. 124 de la Constitución Provincial y de la Ley 1615, que otorga la facultad importante al Tribunal Disciplinario y que habla de la garantía de los derechos del trabajador. Asimismo expresa que ningún trabajador de planta permanente en la Administración Pública podrá ser cesanteado o exonerado sin previa intervención de dicho tribunal. Es decir que la última instancia de evaluación de la situación controvertida de un trabajador es el tribunal disciplinario”, expuso.

En ese sentido, sostuvo que por intermedio del tribunal se abren las garantías de defensa, se revisan los procedimientos que estén ajustados a derecho y que tenga garantías constitucionales. “Hoy en un país en el cual los empleados públicos son expulsados sin causa, se debe resaltar que Santa Cruz es la única provincia que cuenta con este organismo y en la cual a través de expreso pedido de la Gobernadora Alicia Kirchner, los trabajadores no son despedidos por una cuestión financiera”, agregó. Además, Oliva recalcó que en esta gestión se garantiza el trabajo para los empleados administrativos.

“El primer mandato que nos encomendó la Gobernadora en 2015 cuando fuimos convocadas con Roxana Totino y Norma Cabas a representar al Poder Ejecutivo, fue que las instituciones funcionen”, subrayó.

Por otra parte, la funcionaria expuso que el Tribunal de Disciplina está  funcionando plenamente y sumó actividades. Es así que llevó adelante capacitaciones de procedimientos administrativos y un programa articulado con los distintos ministerios y organismos de la administración pública. “Realizamos procedimientos administrativos y generamos acuerdos. Trabajamos con los convenios colectivos de trabajo y cuando vemos que hay más de una interpretación, lo resolvemos en consulta con Fiscalía de Estado. La Administración Publica debe funcionar de manera transparente, eficiente y que pueda ser la herramienta con la cual se pueda brindar respuestas a la sociedad”, añadió.

“Tenemos un gobierno que toma decisiones políticas y enmarca sus políticas de estado pero necesitamos de una administración pública que pueda dar esas respuestas”, enfatizó.

En cuanto a las perspectivas para 2019, Oliva anticipó el desarrollo de un proyecto en el marco de los 60 Años de Institucionalidad de la provincia, basado en la articulación con los distintos organismos y municipios a los efectos de concretar capacitaciones y otras acciones. Asimismo se apuntará a reconstruir la historia de la institución.

Comentarios

comentar