El pasado miércoles 19 de diciembre, se llevó a cabo un encuentro entre las cámaras patronales que representan a todas las instituciones educativas privadas y el Sindicato de Docentes Particulares (SADOP).

Se trató de una reunión más que importante ya que la misma definió la obligatoriedad del pago del bono de fin de año para todos los trabajadores de la actividad privada del país, a partir del decretado por el Gobierno nacional.

En ese sentido, se acordó que, en las jurisdicciones que hayan concedido aumentos, bonificaciones o bonos en paridad o superioridad con lo dispuesto por el decreto 1043/18 del Poder Ejecutivo Nacional, se tendrá por “debidamente cumplido” el mismo.

Por otro lado, se dispuso que, en las jurisdicciones donde esto no sucedió, se deberá contemplar el pago del bono de $5.000 comprometido por el decreto. Tras el compromiso de las cámaras patronales a nivel nacional, el secretario general de SADOP Santa Cruz, Andrés Álvarez manifestó que ya se había acordado el pago del mismo con diversas instituciones de gestión privada y que, a partir de este compromiso, las restantes deberán hacer el pago a los docentes privados. Sin embargo, exceptuó a las escuelas que durante el año han aumentado el salario por encima del acuerdo estatal, como en el caso de CODEDCO.

Junto a SADOP, participaron la Comisión Negociadora de la Enseñanza Privada (CONEP); la Junta coordinadora de Asociaciones de la Enseñanza Privada de la República Argentina (COORDIEP), el Consejo Superior de Educación Católica Argentina (CONSUDEC); la Confederación Argentina de Instituciones Educativas Privadas (CAIEP).

Comentarios

comentar