Días atrás, la joven Dalma Castro detalló en su cuenta personal de Facebook, que un primo la violó, torturó y amenazó en reiteradas oportunidades cuando ella tenía entre 10 y 12 años. Más de diez años después, Dalma se animó a hablar y la publicación del crudo relato se viralizó rápidamente.

En sus primeras declaraciones públicas tras la denuncia, Dalma Castro pudo relatar y brindar más detalles sobre lo ocurrido. Junto a su mamá Mariela Gómez se presentaron en los estudios de Frecuencia Patagonia 99.3. “Desde que me solté y puedo estar con el apoyo de mi mamá me la pasé llorando,lloraba de angustia, de tristeza, de ver como estaba mi familia, pero sobretodo de ver lo que provocó este mounstro. Estaba todo el tiempo angustiada, y ayer me levanté muy firme, con mucha fuerza y dije ya no lloro más, porque ya se está haciendo justicia que es lo que necesitaba para sanarme, para curarme”,comenzó su relato la joven.

El relato continuó con el motivo por el cual Dalma decidió hablar luego de tantos años de callar. “Lo que hizo el click fue al ver agrandarse mi familia, y no podía ver a esta persona alzando a las bebés, a mi ahijada. Yo veía que estaba agarrando a su presa, no veía un familiar, sino a un violador. Me daba mucho miedo que vuelva a pasar algo con sus otras sobrinas o con sus hijitas”.

MIRÁ EL VIDEO DE LA ENTREVISTA COMPLETA

Recibimos en los estudios de Frecuencia Patagonia 99.3Mhz a Dalma Castro junto a su mamá, Mariela Gómez. Quien denunció un hecho de abuso sexual en las redes sociales.

Posted by Voces y apuntes – oficial on Tuesday, December 18, 2018

EL FINAL DEL SILENCIO

“Cuando le pude contar a mi pareja, no podía creerlo y él me ayudó muchísimo. Mi pareja me incentiva a escribir una carta, algo que nunca se me había cruzado por la cabeza. La carta la dejé en un bolso y este mes la encuentra mi mamá que primero no me dice nada, pero en un momento me pregunta y se le partió el alma, era una muerte en vida, fue horrible verla así y yo me sentí culpable. Por suerte (Mariela, la mamá) pudo sacar muchas fuerzas para verme bien, y le dije que esto estaba en sus manos y fue hablando persona por persona dentro de la familia hasta que llegamos a todos, y ahí mi mamá lo encara al violador, lo admitió delante de la familia y dijo estar arrepentido, que no sabía lo que hacía, aunque él tenía 16 años y esto duró casi tres años”, contó Dalma.

El sábado, Dalma realiza la denuncia en la Comisaría de la Mujer y rápidamente le otorgan una orden de restricción para que el acusado no se pueda acercar. “Ese mismo sábado lo llevaron esposado a la comisaría, ahora sé que está libre hasta que no se lo declare culpable”.

JUSTICIA SOCIAL

“Después de hacer la denuncia empecé a publicarlo porque no me iba a quedar de brazos cruzados y esperar a la justicia, yo quería hacer justicia social y por suerte se está cumpliendo, hay millones de personas queme acompañan” expresó.

“No hay que callarse, un violador, un abusador, una persona mala, está afuera disfrutando mientras uno está triste en la cama solo. Estuve sola durante once años, tuve abrazos, tuve todo pero nadie sospechó lo que me pasaba y tenía que compartir momentos con él como si nada pasara. En este momento me siento muy feliz, hace rato que no me sentía así, me saque un peso enorme”.

Mariela Gómez, la mamá también se refirió a la situación “fue muy duro, nunca me imaginé que a mi hija le había pasado algo, siempre los resguardé de gente de afuera, uno está pendiente de los desconocidos, de gente extraña, pero nunca hubiese imaginado que dentro de nuestra propia familia había un mounstro así”.

“Cuando me entero primero me dio un dolor tremendo, pero siempre le creí a ella. Mi sobrino era un hijo para mí, no era cualquier persona, yo lo amaba”, explicó.

Comentarios

comentar