Instancias finales del Taller de Conservas que se desarrolla en el CIC del B° Rotary 23

865
SONY DSC

Se realízó el anteúltimo taller que se lleva a cabo en el CIC y para esta ocasión los participantes elaboraron conservas dulces.

Vale recordar que esta propuesta fue organizada por miembros del equipo del Centro Integrador Comunitario del B° Rotary y cuenta con la colaboración de Ingenieras Agrónomas del INTA.

En esta etapa los participantes elaboraron conservas dulces de frutilla, zanahoria, peras y peras al vino.  Como en los procedimientos anteriores se esterilizaron los frascos, se lavaron correctamente los productos y se higienizaron de manera adecuada tanto los utensilios como el espacio para la elaboración de las conservas.  Igualmente, en esta oportunidad, los asistentes recibieron la Certificación correspondiente que los habilitará para poder realizar la venta del producto al público o poder consumirlos en el hogar.

Liliana Piquín, miembro del equipo del CIC y organizadora del taller, explicó que este es un trabajo en conjunto que vienen desarrollando con miembros del INTA, “hasta ahora hemos elaborado conservas de berenjenas, de tomates, de pickles y el último será de mariscos que se llevará a cabo en los próximos días”, y comentó: “nuestra idea es poder realizar el taller el año que viene nuevamente ya que en esta época son fundamentales, porque todos necesitamos colaborar con la economía del hogar”.

Por su parte Ana Arrascaeta, Ingeniera Agrónoma del INTA, manifestó: “realizamos una mermelada, una conserva en almíbar y una en vino, para ello siempre se debe tener un cuidado como el tema de la higiene personal, la vestimenta (delantal-cofia), para que no tengamos ningún tipo de contaminación, trabajamos con frutas seguras que estaban en condiciones (limpias) y con los utensilios de cocina correctamente higienizados”.    Con respecto al taller de Pro Huerta mencionó que este es un programa que tiene más de 25 años de ejecución, “se trabaja con lo que es el autoabastecimiento familiar desde la producción de la propia huerta hasta la de alimentos como conservas y otros productos de valor agregado, con la idea de que la misma no tenga que salir a comprar tanto lo que consume, sino que lo produzca con sus propias manos y así pueda disminuir los costos de la canasta familiar”.

Comentarios

comentar