En el marco de los festejos por el 60 aniversario de la provincia de Santa Cruz, la Subsecretaria de las mujeres del Ministerio de Desarrollo Social lanzó la convocatoria para el concurso “Nuestras mujeres, nuestra historia”; iniciativa que busca identificar a aquellas mujeres que, a nivel local y/o provincial han sido protagonistas en la historia de nuestra provincia y convoca a toda la ciudadanía que habita en nuestro joven territorio a participar activamente en el arraigo de nuestra identidad.

“Doña Myriam”, sin proponérselo y tal vez sin advertirlo, se convirtió en referente para las mujeres rurales, para los elaboradores que aplican en terreno el agregado de valor a productos primarios, para los emprendedores, paisajistas, prestadores de servicios turísticos y para las familias en general. Estableció junto a su compañero Don Claudio Amand De Mendieta, la “Primera Chacra Turística de Los Antiguos”, “La primera Fábrica de Dulces Artesanales” y fueron los primeros en mucho más.

La noticia se conoció de la siguiente Manera:

Tengo el agrado de dirigirme a ustedes, a los efectos de poner en su conocimiento que ha culminado el proceso de evaluación, debate, pre selección, ampliación y definitiva selección de las propuestas presentadas en el concurso provincial “NUESTRAS MUJERES, NUESTRA HISTORIA”, certamen impulsado desde la Subsecretaría de las Mujeres, en el marco del sexagésimo aniversario de vida institucional de nuestra provincia y del día internacional de la mujer.

En relación a ello, me es grato transmitirles que el jurado conformado por representantes de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral ( UNPA), Universidad Tecnológica Nacional ( UTN) , Liga Argentina de Lucha Contra El Cáncer ( LALCEC), Club Peleones, Centro de Veteranos de Guerra “ José H. Ortega” Subsecretaria de Asuntos Institucionales de Jefatura de Gabinete y de la Subsecretaria de la Mujeres, ha definido que la presentación realizada por ustedes, donde se destaca a la Sra. Myriam de Smet D´Olbecke, es la ganadora por su localidad.

Mis más sincero reconocimiento y felicitaciones por el trabajo de investigación llevado adelante y por reflejar en el mismo el sentido de identidad y pertenencia santacruceña, así mismo como también por poner en valor, reconocer y visibilizar los roles que, a lo largo de la historia, han tenido las mujeres en nuestra sociedad y que han contribuido a nuestra idiosincrasia e identidad.

Por último, comentarle que nos encontramos realizando a las correspondientes ediciones de las propuestas ganadoras para su posterior publicación, informándoles a la brevedad sobre la presentación de la misma.

Recordamos lo presentado:

Todo aquel que ha pasado por “El Paraíso”, quien haya compartido con ella, sin duda se fue de allí sabiendo algo más, conociendo un poco de la historia de la región, de las dificultades de vida que implicaba la rusticidad de las primeras décadas del pueblo y con alguna técnica compartida sobre múltiples cultivos, elaboración de conservas, buena cocina campestre, jardinería y, sobre todo, buenos modales.

Instaló la práctica de aprovechamiento minucioso y múltiple de los recursos de la chacra, brindando herramientas y capacitando a decenas de mujeres que trabajaron en su fábrica, sus cultivos, su jardín y su casa. Inspirando a muchas que hasta el día de hoy siguen sus pasos y la honran en su persistencia frente a las ollas, los corrales, las plantaciones, la parquización de sus chacras y el sostén de familias numerosas.

Hizo que todo pareciera fácil, corrió todos los riesgos, abrió el camino y enalteció el nombre del pueblo ante los visitantes con productos de primera calidad, un entorno inigualable y una conducta ejemplar. EL PARAÍSO es la etiqueta de los primeros dulces antigüenses, los que llegaron más lejos, los que abrieron un mercado, los que nos representaban a todos.

Comentarios

comentar