La competencia fue organizada por la “Unión Mediterránea de Taekwondo” a cargo del maestro José García y se desarrolló en la localidad de Cosquín, provincia de Córdoba. Allí los representantes locales, que integraron una delegación de 47 competidores, tuvieron una gran actuación.

En el torneo participaron niños desde los 5 años en la categoría kids hasta adultos; sobre ello Pamela Vicario, señaló: “las expectativas fueron superadas. Llegar al torneo de Cosquín que se realiza hace tantos años es muy gratificante, los chicos se superaron técnicamente y la escuela trajo el segundo lugar. Fue la escuela con mayor cantidad de competidores. Ahora estamos trabajando en vistas de lo que serán los exámenes de diciembre donde ya hay 8 alumnos que deben rendir para cinturón negro, y a partir de allí armar el calendario 2019”.

Por su parte, Marisol Vicario otra de las instructoras, expresó: “fue la primera experiencia para algunos alumnos de poder participar de un torneo nacional y estuvieron a la altura de las circunstancias en lo que es exigencia por lo que tuvimos un resultado muy positivo, entrenamos mucho para este torneo y eso dio sus frutos”.

Finalmente, sobre la actuación de sus alumnos, Anabel Vicario agregó: “los alumnos que participaron del área adaptados, de la cual yo estuve a cargo, pudieron demostrar todo lo que avanzaron en estos años de entrenamiento y la superación personal de cada uno, este es el segundo torneo en el que participamos con ellos y se notó la diferencia y el avance que tuvieron, la participación fue excelente. Trabajamos por la inclusión dentro de las actividades de taekwondo de los chicos convencionales, si bien ellos tuvieron participación dentro de un área donde solo estaban los chicos adaptados, se relacionaron siempre con los demás compañeros y pudieron conocer  fuera del cuadrilátero a chicos de otras Provincias compartiendo en camaradería lo cual es muy importante”.

Comentarios

comentar