Hace 100 años empezó a festejarse en nuestro país el 12 de octubre. pero en este tiempo ha cambiado totalmente el sentido de recordar este día. De festejar el triunfo de la monarquía española y la conquista militar y religiosa de América; se pasó a la reflexión sobre la importancia del respeto a la diversidad cultural.

Por Carlos Norberto Gómez.

La celebración del doce de octubre como Fiesta de la Raza Española había sido propuesta en 1913  desde la organización Unión Ibero-Americana y comenzó a celebrarse desde 1914,en España.

Fue creada, inicialmente de forma espontánea y no oficial, para estrechar las relaciones sociales, económicas, científicas, literarias y artísticas de España, Portugal y las naciones americanas, además de conmemorar, una nueva identidad cultural, producto del encuentro y fusión entre los pueblos indígenas de América y los colonizadores españoles, además de la valorización del patrimonio cultural hispanoamericano.

En 1918 alcanzó en España el rango de fiesta nacional con ese nombre. A partir de 1935, esta fecha pasó a ser denominada “Día de la Hispanidad”,  y extremando el sentido nacionalista y de victoria y conquista de las tierras americanas a manos españolas.

El nombre “día de La Raza” se continuó utilizando en distintos países americanos que también habían reconocido el 12 de octubre como fiesta nacional, tales como El Salvador, Colombia y México, (con una idea de mestizaje y sincretismo cultural); en tanto que en otros países se lo recuerda de diferentes maneras:

¿Como se recuerda el 12 de octubre en otros países americanos?

Estados Unidos: Denominado Día de Colón (en inglés Columbus Day), si bien con un carácter de celebración de la comunidad italo-americana debido a que esta comunidad considera que Colón era italiano.

Bolivia:  Desde el año 2011, se denomina “Día de la Descolonización”, después de haberse llamado “Día de la Liberación, de la Identidad y de la Interculturalidad”.

Chile: fue declarado día festivo mediante la ley 3810 de 1922, que lo denominó “Aniversario del Descubrimiento de América”, aunque informalmente se conoce como “Día de la Raza”.  En el año 2000, la ley 19.668​ lo renombró a Día del Encuentro de Dos Mundos en alusión al lema oficial de las celebraciones del Quinto Centenario del Descubrimiento de América (aunque todavía se usa el nombre informal)

Perú: se celebra como el “Día de los Pueblos Originarios y del Diálogo Intercultural” establecido por la ley 29421 del Congreso que promulgó el presidente Alan García el 9 de octubre de 2009.

Cuba no celebra el 12 de octubre.

República Dominicana: llamado Día de la Identidad y Diversidad Cultural y también, Día del Encuentro entre dos Culturas,

Ecuador: se celebra el 12 de octubre bajo la denominación del “Día de la Interculturalidad y la Plurinacionalidad”, desde 2011.

Nicaragua: es considerada una efeméride relevante y ha cambiado su nombre a través del tiempo: primero se llamó “Día de la Raza”, luego “Día de la Hispanidad” y hoy es reconocido oficialmente como  “Día de la Resistencia Indígena, Negra y Popular” conmemorando así la lucha de los Pueblos Originarios y la rica Herencia Cultural que legaron a la nacionalidad nicaragüense.

Uruguay: Por su parte, el 12 de octubre se celebra el “Día de la Diversidad Cultural”

Venezuela: la celebración del Día de la Raza se incorporó mediante la Ley de Fiestas Nacionales de 1921. El presidente Hugo Chávez, por solicitud de las organizaciones indígenas decreta el Día de la resistencia indígena el 12 de octubre del 2002.
En nuestro país, En 1917, Hipólito Yrigoyen, declaró el 12 de Octubre ese día fiesta nacional. ​ Aunque el decreto no le da un nombre específico, la prensa y la costumbre impusieron el de Día de la Raza.

Desde el siglo XIX, el 12 de octubre era también el día designado para la asunción del mando de los presidentes de nuestro país.

Cuestionamiento a la idea de la raza y cambios políticos y sociales.

Con el tiempo el concepto de “Raza” aceptado incondicionalmente en el siglo XIX y en los inicios del siglo XX, se comenzó a discutir tanto en lo social, en lo político como en lo científico.

A partir de la concepción de la existencias de diferentes razas , se llegó rápidamente a la idea de considerar que había “razas superiores”, en algunos casos fundamentadas en estudios desde algunas disciplinas científicas como la biología, la medicina y la antropología física, y también , desde la historia y la economía.

Todo lo cual derivó en una fuerte concepción racista y discriminatoria, que durante muchos años fundamento la expansión colonialista de los países europeos en los continentes americano, africano y asiático.

Por otra parte, desde mitad del siglo XX, los científicos sociales americanos, abandonaron la concepción europeo centrista y  y se comenzaron a relativizar los beneficios de la colonización española y portuguesa en nuestro continente en particular y a desvelar los mecanismos económicos y sociales que llevaron a los abusos y a la expoliación de las riquezas americanas en beneficios de los países europeos entre el siglo XV al XVIII y de Estados Unidos a partir del siglo XIX.

Fue por entonces que se pudo comprobar científicamente la existencia de un verdadero genocidio en nuestro continente y se comenzó a recuperar la voz de los pueblos originarios que comenzaron a hacer visible ante el mundo sus identidades y a reclamar por los derechos que les habían sido quitados e invisibilizados.  La heroica gesta española de civilización y evangelización mostró su costado sangriento y reaccionario al servicio de la economía capitalista mundial.

Fue por entonces también que los Estados vencedores en la segunda guerra mundial crearon la “Organización de las Naciones Unidas” y le dieron al mundo la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948) A partir de allí la mayoría de los Estados participantes comenzaron a trabajar en la lucha a favor de la descolonización de los pueblos ocupados por los países imperialistas de los siglos anteriores y por lo tanto contra el Racismo y la Discriminación.

En este marco, y luego de muchos años de avances y retrocesos es que, en los primeros días de septiembre de 2001, se reúne la III Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia en Durban (Sudafrica), que marco las políticas más claras en este tema.

En nuestro país, desde 1995. Existe el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), y este fue el organismo al cual el gobierno argentino delego la tarea de llevar adelante las propuestas debatidas y aprobadas en Durban. Junto a la secretaria de Derechos Humanos y al Ministerio de relaciones Internacionales elaboraron durante 5 años un Plan Nacional contra la Discriminación que fue aprobado en el año 2005 por el decreto 1086.

Este Plan Nacional es la base de todas las leyes de ampliación de Derechos que se adoptaron desde esa fecha y hasta la actualidad, tratando de eliminar todas las formas de violencia contra la mujer,  contra la discriminación, la xenofobia y todas las formas conexas de intolerancia como las referidas a la protección integral de niños y adolescentes (Ley 26.061); de pueblos originarios (Ley 26.160); de género (Ley.26.171); de refugiados (Ley 26.165); y de  migrantes (Ley 26.202).

En este plan de acción que realiza un minucioso detalle de todas las situaciones de discriminación, xenofobia e intolerancia en nuestro país, realiza una serie de recomendaciones y entre ellas se presenta bajo el numero 84:

“Transformar el 12 de octubre en un día de reflexión histórica y de diálogo intercultural.”

A partir de esto en 2007, el mismo INADI, propone una ley para modificar el sentido y la denominación del feriado del 12 de octubre de nuestro país.  Como ese proyecto nunca fue tratado en el recinto legislativo, y lo mismo sucedió con el proyecto presentado para la modificación de los feriados nacionales en 2010, la presidente Cristina Fernández el 2 de Noviembre de 2010 firma el decreto 1584/10, que en sus considerando sostiene:

“Que, … se modifica la denominación del feriado del día 12 de octubre, dotando a dicha fecha, de un significado acorde al valor que asigna nuestra Constitución Nacional y diversos tratados y declaraciones de derechos humanos a la diversidad étnica y cultural de todos los pueblos”.

Y en su artículo 1° incluye al 12 de octubre como “Dia del Respeto a la Diversidad Cultural”

Desde entonces este día es considerado desde una perspectiva diferente que podemos resumir en lo siguiente:

  • El 12 de octubre, no es una fiesta para recordar la victoria de una concepción social, política, religiosa, y cultural de un pueblo sobre otro.
  • Debe ser la recordación de un suceso histórico que tiene múltiples interpretaciones dependiendo desde el lugar que tuvo cada actor en este proceso social
  • Se trata de respetar al otro, que desde su lugar y espacio es constructor de una nueva forma social, económica, política y cultural, y que va transformando en cada momento a las sociedades.
  • No debemos olvidar que nuestro país se construyó con los pueblos originarios, con los españoles que conquistaron y colonizaron estos territorios, con los inmigrantes europeos que huían del hambre y de la guerra en la primera mitad del siglo XX y que trajeron y nos enseñaron, sus lenguas, sus costumbres, sus creencias, su historia y comenzaron a forjar una nueva en el sur del territorio americano.
  • Y que también nuestra Caleta Olivia, se construyó, se construye   y se transforma día a día a partir de los pueblos originarios que recorrían este territorio y explotaban sus riquezas desde tiempos ancestrales, pero también a partir del trabajo  europeos (españoles, alemanes, ingleses residentes en Malvinas, etc. )  y trabajadores chilenos  que llegaron a estas tierras en las últimas décadas del siglo XIX y en las primeras del siglo XX, a los que se sumaron los migrantes riojanos, catamarqueños, salteños, cuyanos, litoraleños y de cualquier otra provincia que fueron atraídos por el petróleo desde los años 50 y 60 y 70 y más tarde con los bolivianos, paraguayos, dominicanos, senegaleses, colombianos y venezolanos que han arribado a estas tierras en los últimos años.
  • Nuestra identidad es la suma de todas las identidades. Somos una sociedad multicultural.
  • Esta tierra la compartimos hoy Aquí vivimos familias que llegaron hace siglos… otros hace décadas y algunos que solo cuentan con algunos años en estas tierras, pero todos comparten sueños, esperanzas y trabajan cada día por un futuro mejor.

Comentarios

comentar