Lobos marinos en grave peligro

1874

Este fin de semana se viralizaron a través de las redes sociales las crudas imágenes que muestran a varios lobos marinos muertos, tras sufrir un brutal ataque de una jauría de perros cimarrones. Además, las personas continúan acercándose demasiado a los animales, que cada vez son menos y se alejan más.

A pesar de varios intentos de realizar acciones al respecto, los lobos marinos siguen sufriendo las consecuencias de habitar las cercanías de Caleta Olivia. En este sentido, Matías Granillo de la Asociación Civil Patagonia Atlántica se refirió al respecto. “El principal problema, el de siempre, es la gente. La gente curiosa que se acerca, se meten entre los lobos, le tiran piedras y hemos encontrado lobos hasta con tiros”, contó.

Los lobos marinos están ubicados de la siguiente manera: Los machos se ubican arriba, y las hembras y las crías en la parte baja, cerca de la orilla. Cuando va la gente y les tira piedras o los molesta, los lobos se asustan, bajan y se produce una estampida en donde los machos pasan por arriba a los demás y por eso se mueren, es algo común”, relató Granillo.


Escuchá el audio completo de la entrevista:


Sobre la particular situación que se viralizó este fin de semana en la lobería de la ciudad, resaltó: “este fin de semana fue muy obvio lo que pasó, quince perros cimarrones atacaron a los lobos y se los están comiendo, sobre todo a los más chicos. Todos los fines de semana se suman tres o cuatro lobos muertos, y ahora debe haber alrededor de quince en la playa. No pueden descansar los animales, no tienen esa paz que necesitan”.

“Cada vez hay menos lobos, y cada vez hay menos pariciones. En un momento no vamos a tener más la lobería. Hay cosas que se pueden hacer, este sábado pusimos una soga para determinar un lugar para que los lobos estén tranquilos, y eso funcionó perfectamente. Fue algo básico que hicimos con los chicos del Biología Marina, no es muy complicado, hay que actuar”.

“Ahora hay que crear conciencia en la gente de la cantidad de lobos muertos que hay, y de cómo la lobería se hace cada vez más chica y se aleja cada vez más”, concluyó Matías Granillo.

Comentarios

comentar