En una extensa columna en Infobae el legislador Eduardo Costa dio un pormenorizado detalle sobre por qué la ex presidenta Cristina Fernández debiera ser desaforada Sin embargo el ministro de Justicia Garavano  dijo que no es bueno el desafuero y la detención de Cristina y tras sus palabras todo el macrismo manifestó su resistencia a ir contra sus fueros.

 

Sin dudas nuestra sociedad está avanzando hacia una dirección que supone romper con la indiferencia. Vivimos años en los que la Justicia parecía ciega o no quería ver lo que tenía delante de las narices, pero hoy podemos decir que escuchó al pueblo y decidió avanzar. Claros ejemplos de ello son los allanamientos en los domicilios de la senadora nacional por la provincia de Buenos Aires, Cristina Fernández de Kirchner, y su pedido de exclusión del Senado de la Nación por inhabilidad moral para ejercer un cargo público.

 

“Hoy hablamos de empresarios y testigos arrepentidos, de declaraciones, de funcionarios presos y denuncias cruzadas. Es imprescindible que volvamos a confiar en la Justicia en nuestro país y que recuperemos la potestad de exigir que los responsables paguen por lo que hacen para que todos volvamos a creer fundamentalmente en nuestros representantes y en nuestras instituciones” dice el legislador de Cambiembos manifestó su acurdo en el desafuero de CFK. “Es inadmisible que quien se presume jefa de una banda ilícita creada con el fin de saquear los bienes del Estado, y que creó una enorme red de corrupción en la que primó un mecanismo de recaudación ilegal de coimas de un volumen extraordinario, quede impune y siga ejerciendo su cargo de funcionaria pública como si nada de esto hubiera sucedido. De hecho, la propia Cristina rechazó en varias oportunidades que «ciudadanos con múltiples procesos judiciales» entren al Senado.

 

“Como representante de Santa Cruz podría contar de primera mano y con lujo de detalles algunos de los ejemplos en relación con la corrupción kirchnerista que ha sufrido y sigue sufriendo el pueblo de mi provincia; pero creo que es necesario como primera medida tomar la dimensión de lo que se está hablando cuando se habla de corrupción, porque la corrupción, además de ser un problema ético, es un obstáculo enorme para el desarrollo económico y social, pero, fundamentalmente, para el ejercicio de la democracia”.

 

Sin embargo el ministro de Justicia, Germán Garavano, se refirió este miércoles a ese  tema. “No parece bueno el desafuero y la detención (de la ex mandataria), siendo que puede brindar explicaciones en el marco de un juicio oral, pero eso es algo que debe resolver la Justicia y el Senado”.

 

“Hay un uso errático y excesivo de la prisión preventiva”. Y remarcó: “Nunca es una buena herramienta, lo ideal es que las causas lleguen a juicio oral rápidamente”.

 

“Argentina es un país que ha tenido un uso errático de la prisión preventiva y en donde no se han fijado normas claras. No es una herramienta buena, sobre todo cuando son prolongadas, y acá se hizo un abuso”, reconoció Garavano a radio El Destape, y amplió: “La prisión preventiva  es una medida excepcional que hay que usar restrictivamente”.

 

Con relación a la ex mandataria, el funcionario nacional planteó que “nunca es bueno, y no puede ser nunca bueno para un país, que un ex presidente esté detenido o se le pida su detención, por el hecho en sí y en principio se debería pensar que no debería haber sospecha de que esta persona se fugue o que vaya a entorpecer el accionar de la Justicia”.

Comentarios

comentar