La segunda parte del proyecto de habilitación de mataderos rurales contempla la instalación de “tiendas de carne” en la provincia. Se trabajará con un experto en la materia. El costo de la carne sea un 20 por ciento inferior al actual.

La segunda etapa del proyecto de habilitación de mataderos rurales que impulsa el Sindicato Petrolero y Gas Privado Santa Cruz, en conjunto con Sindicatos Unidos, contempla la instalación de “tiendas de carnes” para la venta de cortes envasados al vacío con precios accesibles para la población, y al menos cinco de ellas se instalarán en localidades de la provincia.

Para llevar adelante este trabajo, se contará con la participación de Javier Barrientos, que es coordinador de la iniciativa y uno de los asesores del gremio, y quien tiene una amplia experiencia en faenado, procesamiento y comercialización de productos cárneos dado que durante muchos años tuvo a la responsabilidad de capacitar a trabajadores del rubro, habilitar frigoríficos en Buenos Aires y Rosario, y supervisar exportaciones hacia varios países extranjeros.

En declaraciones de prensa, describió que, al expenderse en una bolsa de nylon herméticamente cerrada, “se asegura que los cortes de carnes cumplan con las elementales normas sanitarias ya que estarán protegidas de gérmenes y bacteria”.

También comentó que las tiendas de carne serán “una novedad” porque “surgen en un contexto de crisis económica” y posibilitarán que la gente pueda acceder tanto a productos ovinos como bovinos a “precios accesibles”. “Se tiene la seguridad de que el proceso de envasado al vacío le confiere el mismo estándar de calidad que se exige los cortes que se destinan a exportación”, indicó.

Respecto a la infraestructura que se requerirá, indicó que en principio se montarán al menos cinco sitios de procesamiento como prueba piloto, lo que implica generar nuevos puestos laborales.

Por otra parte, destacó que los costos serán inferiores al menos en un 20 por ciento en relación a los productos que se expenden por intermedio de los grandes frigoríficos y que los cortes envasados al vacío “conservan el sabor y desde que son elaborados se les asegura un plazo de vencimiento estimado en noventa días sin frisar”.

“La gente se acostumbrará a este sistema y uno de nuestros objetivos consiste en dar todas las explicaciones y evacuar dudas”, agregó Barrientos, revelando que, en el caso de Caleta Olivia, la tienda de carne se habilitará en la esquina de las calles Juan José Paso y San José Obrero.

Por último, hizo saber que la única dificultad que existe por el momento radica en la compra del equipamiento necesario debido a que el mismo se cotiza en dólares y bien es sabido que existe una gran inestabilidad monetaria, lo que hace que los proveedores de todo tipo de insumos prefieran dilatar las ventas, “pero de todos modos seguimos trabajando con todo el equipo de la Mutual 12 de Septiembre del gremio petrolero”, concluyó.

Comentarios

comentar