La Asociación Amigos del Arte Mechenien logró adquirir nuevas mesas y sillas para el Candy Bar, para así ofrecer mayor comodidad a los clientes. Además, gracias al convenio con la Municipalidad de Caleta Olivia, se puede sostener el valor de las entradas con uno de los precios más bajos de todo el país.

Cacho Pardo, referente de la Asociación Mechenien se refirió a la nueva adquisición para el Candy Bar: “estamos contentos que de a poco seguimos avanzando con nuevo equipamiento. Tenemos mesas, sillas, un televisor donde la gente viene a ver los partidos y comer o tomar algo. Tratamos de generar un lugar apacible para que el cine sea más que eso”.

En relación al balance de la cantidad de espectadores en la sala de cine, Pardo explicó: “hay una caída en la venta de entradas con respecto al año pasado y al anterior. Este año se nota que no ha podido superar las cifras en función de la recesión social, la gente lo primero que recorta gastos es en el esparcimiento”.

A pesar de la caída en las ventas de entradas, el precio de las mismas se puede mantener en uno de los valores más bajos del país. “Mechenien es una organización sin fines de lucro, y es posible sostener esto gracias al convenio con la Municipalidad. El costo en recursos humanos es mucho menor que el de algún particular. Aquí trabajan muchos empleados municipales, y eso hace posible que una actividad de negocio de este tipo pueda subsistir. Es por eso que en los pequeños pueblos no hay un cine, sino organizaciones sociales que emiten las películas. Las industrias norteamericanas aspiran casi todo el dinero de boletería y dejan muy poquito”, explicó y agregó: “es por eso que Mechenien está buscando diversificar su fuente de recursos para tener una ecuación de rentabilidad mejor”.

Mechenien también tiene un convenio con el Espacio INCAA, en el cual se emiten dos películas nacionales por mes con valor muy reducido.

Comentarios

comentar