Calicate visitó MAXIA y se encontró un subsidiazo

1399

El concejal del Bloque PJ-FVS Pablo Calicate visitó la empresa de colectivos MAXIA SRL de Caleta Olivia. Sin respuesta por parte del Ejecutivo comunal, dialogó con el gerente Mario García para conocer la estructura de costos. Allí le dijeron que el Municipio va a incrementar el subsidió por segunda vez en el año. Está vez serán $1.800.000.

Uno de los puntos centrales de la charla entre Calicate y García tuvo que ver con los subsidios que la compañía recibe tanto a nivel nacional como municipal. Sobre los primeros, García dijo que MAXIA SRL recibe a razón de $1,5 millones al año, según cada kilometro recorrido por las unidades que son controladas por GPS.

Por el contrario, el Municipio paga hoy $2,4 millones, $1 millón más que en 2017, a pesar de que el presupuesto de 2018 no fue aprobado aún por el Concejo Deliberante. Teniendo en cuenta que se paga un valor fijo por colectivo, y siendo que MAXIA SRL tiene 20 unidades, se estaría pagando $120 mil por colectivo, por año.

En su visita, Calicate observó que de este total, 5 unidades se encontraban fuera de servicio: 3 en un galpón y 2 en un patio. Por lo tanto, manifestó que, de persistir esa situación, todos los caletenses estrían pagando un $600.000 por ómnibus que no circulan por la ciudad. “Como si fuera poco, García reconoció que los colectivos no pagan patente en la ciudad”, dijo el edil.

Además, por el alto déficit de la empresa que ronda en $1,5 millones, García confirmó que, quizás el próximo mes, el Municipio vuelva a subir el subsidio en $1,8 millones. Así, el mismo se iría a $4,2 millones. “Si el aumento que Prades realizó al principio de año significó un $72,5% sobre los $1,4 millones que pagaba en 2017, este nuevo incremento va a representar 152%”, dijo Calicate.

Déficit de MAXIA SRL

Mientras que el viernes pasado Marcelo Spanos dijo que el déficit mensual rondaba los $1,5 millones, el gerente García marcó que ronda entre $1,8 y $2 millones por mes. Con un corte de aproximadamente 3000 boletos diarios, la empresa no tiene rentabilidad y necesita de la inyección de fondos a través de los subsidios. “García dijo que no tienen la rentabilidad que esperaban y deberían estar por encima del corte de 5000 boletos diarios. Para que eso suceda hace falta mejorar el servicio y darle confianza a la gente”, agregó.

Por último, más allá de este primer encuentro con las autoridades de MAXIA, Calicate volvió a mostrar preocupación por el contrato firmado entre la comuna y la firma. Por más que desde la empresa garanticen la continuidad,  dijo que si MAXIA se va, serán todos los caletenses quienes tengan que pagar las inseminaciones de los trabajadores. “De lo que no hizo mención García, es de los $400 mil que la empresa debe devolver mensualmente al Municipio, ni del colectivo que debía entregar. Puntos que también están en el contrato”, cerró.

Comentarios

comentar